GALLETAS AMARETTI - GALLETAS ITALIANAS DE ALMENDRA

Estas galletas son muy típicas de Italia, de origen piamontés están presentes en muchas otras regiones italianas con pequeñas variaciones. Hay tres tipos principales: suaves, con azúcar por encima y secas.


No  se sabe muy bien su origen, los italianos barren para casa y hablan de su origen en este país sobre el siglo XIII y que luego se difundieron por el mundo árabe y más adelante, durante el renacimiento, por europa. Hay otras fuentes que hablan del camino contrario, que los inicios fueron árabes y que entraron en Italia a través de Sicilia. Lo que si esta claro es que al exportarse hay otros focos en dónde se hicieron fuertes: En Francia en las regiones de Lorena y Aquitania y también en Argentina, muy probablemente llevadas por los inmigrantes italianos. 

Los ingredientes son claras de huevo, azúcar y almendras dulces pero con una pequeña cantidad de amargas y a veces añaden también huesos de albaricoque. En caso de no disponer de almendra amarga, yo aquí tengo suerte porque tengo una familia que me las provee, podéis usar un poco de esencia de almendra amarga. En concreto en lidl la venden junto con otros aromas de pastelería (de la marca Belbeke) y si no echas en exceso, con unas gotitas vale (no te pases), conseguirás ese toque de almendra amarga tan rico y que distingue esta preparación. 


INGREDIENTES:
200 g de azúcar glas
225 g de harina de almendra (pondremos 175 de almendra dulce y 50 amarga*)
2 claras de huevo (poner la mitad y añadir más si se necesita)
2 cucharaditas de extracto de almendra amarga y un chorrito de amaretto (facultativo)
Para decorar: Azúcar glas
 * Si no tenemos almendra amarga ponemos todo dulce y añadimos unas gotas de esencia de almendra amarga. Con unas gotas vale, no te pases. 

MODO DE HACER:
1. Montar las claras a punto de nieve con la mitad del azúcar
2. Mezclar las harinas de almendras con el resto del azúcar 
3. Añadir esta mezcla a las claras y homogeneizar. Si no tienes almendras amargas este es el momento de echarle el aroma. 
4. Aquí hay dos versiones, los que dejan reposar la masa incluso toda la noche y los que la hornean directamente. 
4. Hacer bolas del tamaño de una nuez y hornear a 170ºC unos 20 minutos.

Reconocéis la taza? muchas, muchas gracias chicos!!!!

Imprimir artículo

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!