CHOCOLATERÍAS EN AMBERES

Por Raquel González Setien

Lo prometido es deuda, y como os comente hace un par de semanas, hablaríamos de alguna buena chocolatería que vale la pena visitar en Amberes.


Lo cierto es que el panorama chocolatero de Amberes, si hablaríamos de asuntos relacionados con bean to bar, es decir, chocolate hecho partir de las habas de cacao, es bastante pobre, pues en este asunto habría que distinguir entre quienes hacen chocolate propiamente dicho, y quienes hacen bombones, que es algo muy diferente. Quien hace bombones, normalmente trabaja con chocolate ya procesado como tal, que se atempera y enmolda en moldes de bombones, posteriormente se rellenan, se cierran y después se desmoldan. Normalmente quienes hacen bombones, no suelen tener tanto contacto con el cacao, ni suelen procesarlo pasando por las fases que hemos visto en días anteriores.

Y es en esto, en hacer bombones, en lo que los belgas tienen una merecida reputación, y me gustaría sugerir algunas chocolaterías, de las cuales destacaría un par de ellas, para visitar y degustar bombones diferentes e interesantes.

No voy a mencionar marcas como Godiva, Neuhaus, Dascalides, pues pertenecen a un grupo de chocolaterías que produce bombones a una escala gigantesca. Mas bien, veremos otras más artesanas:

- “Del rey”, Appelmansstraat 5. Cerquita de la estación central, lugar que vale la pena visitar, Una chocolatería, aunque al parecer tienen un salón de té en algún lugar, en la que se pueden degustar una gran variedad de bombones, más bien clásicos, así como postres, y un gran surtido de galletas. Cuando yo estuve allí, estaban en obras en la calle, y la tienda no ofrecía servicio de cafetería, con lo cual era más complicado llevarse algo habiendo 35 grados en la calle...


- “The chocolate Line”, Paleis op de Meir,50. Delicias de chocolate, con sabores menos clásicos para la gran mayoría, como tabaco, wasabi, shisho, amapolas, entre otros, que el maestro Dominique Persoone ha sabido combinar de un modo, que, como sus premios acreditan, es sencillamente delicioso. Además, estos pequeños tesoros los encontraremos dentro de una joya arquitectónica, el Palacio de Meir, que perteneció a Napoleón, y por el cual pasaron personajes como el zar Alexander I, el emperador Willem I, o Leopoldo II entre otros (no tengo por costumbre traducir los nombres propios). Aunque la chocolatería en si no tiene Cafeteria, dentro del patio del palacio hay una cafetería donde poder acompañar los bombones con algo para beber.

- “Pierre Marcolini”, Huidevettstraat 38-40, chocolatier que, no sin mérito, esta extendiendo su imperio por todo el mundo. Fue campeón del mundo de pastelería en 1995, y empezó a innovar en el mundo de la bomboneria, usando también ingredientes poco usuales en el mundo clásico, y aún más por aquel entonces. A esto hay que añadirle su variedad de tabletas de alto porcentaje de diferentes orígenes, elaboradas en Bruselas con cacaos de muy buena calidad, de lugares como México, Venezuela, Madagascar, Perú...etc...., personalmente, yo recomiendo la tableta de Piura 85%, y la de Vietnam con nibs. El tiene varias tiendas en Bruselas también.

Estas son mis tres propuestas si alguien quiere una experiencia chocolatera en Amberes...

Y ahora, veremos que nos depara la semana...buen fin de semana!!

Imprimir artículo

2 comentarios :

  1. Es una gozada leerte.aprendo un montón y me alegras la semana. Gracias y te esperamos pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchisimo Bego, con lectoras Como tu da gusto.

      Eliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!