CHUTNEY DE CIRUELAS AMARILLAS

Lo primero que me pregunta mucha gente es qué es un chutney, si es una mermelada. Y bueno, la respuesta es que es una salsa agridulce, un acompañamiento originario de la India. Se hace con azúcar, si, pero también con vinagre, lo que hace que tenga ese sabor agridulce tan particular. 
Otra característica es que se mezclan verduras o, como en este caso, frutas y verduras, con especias. A mi me encanta este tipo de salsas para acompañar carnes, sobre todo de cerdo, como con esta pieza de lomo asado, y también con los quesos. 

En este blog tenéis ya varios ejemplos como el chutney de berenjenas o el de tomate y pimientos  verdes, pero no hay ninguno de fruta así que lo voy a remediar.  Tenemos un árbol de ciruelas amarillas, y, como suele pasar, las ciruelas maduran todas a la vez por lo que no solemos dar a basto para comerlas y hay que buscar alternativas para conservarlas. En lugar de hacer mermelada a mi me suele gustar hacer estos chutneys que luego acompañan de maravilla una cena ligera de queso en invierno o que puedes abrir en Navidad como algo especial para acompañar el asado que saques a la mesa. 

Normalmente los chutneys no se pasan pudiendo verse en el mismo trozos de sus componentes pero yo en este caso los he pasado y ha quedado una textura más similar a una mermelada. 

Os dejo con la receta:

INGREDIENTES

2 Cebollas
1 k de ciruelas
1 ramita de canela*
500 g de vinagre de vino blanco
500 g de azúcar

*Si no te gusta la canela puedes cambiarla y poner otra especia que te guste más como el clavo, el jengibre...


MODO DE HACER

1. Cortar la cebolla en trozos no demasiado grandes.
2. Quitar el hueso a las ciruelas y juntarlas con la cebolla en un cazo con fondo grueso. Añadir la canela. 
3. Añadir el azúcar y el vinagre.
4. Poner al fuego. Llevar a ebullición removiendo continuamente y cuando este en ebullición bajar el fuego y dejar que se haga durante una hora, hora y media. Tiene que quedar una mezcla espesa, si no es así dejar cocer más o subir un poco el fuego. 
Aquí yo pasé la mezcla para que quedara una textura más similar a una mermelada pero lo habitual en los chutneys es no pasarlos. 
5. Esterilizar los botes hirviéndolos y guardar la salsa en los mismos en caliente. No hace falta hacerles el vacío la cantidad de azúcar y de vinagre que contienen les sirven de conservantes. Dales la vuelta y consérvalos en un sitio fresco hasta que los vayas a consumir. 














Imprimir artículo

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!