ESPARRÁGOS BLANCOS FRESCOS: 7 CLAVES PARA QUE TE QUEDEN PERFECTOS

Es época de espárragos, y yo tengo la suerte, tal y como os conté el año pasado cuando subí la receta de la quiche de esparragos, de tener un vecino que me los regala recién recogidos,

Una de las formas más sencillas pero más ricas de comer espárragos que conozco es la que hoy os presento: cocidos con patatitas y con un sofritillo de ajo y perejil, pero lo primero que hay que saber para que unos espárragos queden perfectos es como manipularlos, os doy cinco claves con las que seguro que te quedan espectaculares.

1. Cuando me llegan, como podéis ver en la foto, están recién sacados de la tierra, por lo que lo primero que hago es meterlos debajo del grifo y con un cepillito de uñas les voy quitando toda la tierra que tengan.

2. Una vez limpios los pelo. Esto lo hago con un pelapatatas y lo que es más importante sobre la tabla o la encimera, si lo hacéis al aire se romperán. Al pelarlos hay que quitar todas las capas externas más duras. Es importante hacer bien esta tarea y más vale pasarse por más que por menos, pero cuidado no te quedes sin espárrago!

3. Ya pelados podemos cortar la última parte del tallo del espárrago si esta es más leñosa. 

4. Colocamos los espárragos en un recipiente que contenga agua con sal caliente. A este agua le añadimos un poco de azúcar para quitarle el posible amargor del espárrago.

5. Los ponemos al fuego y dejamos que hiervan durante unos 8-10 minuto. Ahora bien, controla el fuego para que no cueza a borbotones. El tiempo va a depender del grosor del espárrago, pero es importante no pasarse de este tiempo.

6. Pasado este tiempo, dejamos los espárragos dentro del agua hasta que esta se enfríe, así siguen cociéndose y no pierden la textura. 

7. Sacarlos del agua y dejarlos escurrir sobre un paño, papel o en un escurridor.



Si sigues estos pasos te aseguro que te quedarán unos espárragos espectaculares. Pero en la receta de hoy vamos a ir un poco más allá, añadiendo unas patatitas. Vamos a cocerlas simultáneamente a los espárragos, eso hará que, por un lado todas las vitaminas, minerales y otras sustancias que desprendan los espárragos al cocerse van a ser absorbidas por las patatas, así que no las desperdiciamos y, por otro lado, las patatas cogen un sabor exquisito. Os dejo la receta:

INGREDIENTES:

12 espárragos blancos
8 patatitas
4 dientes de ajo
un poco de perejil
aceite virgen extra

MODO DE HACER:

1. Preparar los espárragos como se ha explicado más arriba (lavarlos, pelarlos, quitarles la parte más leñosa)
2. Pelar las patatas. Si solo tienes patatas grandes córtalas en trozos más pequeños.
3. Poner en una olla con agua con sal y un poco de azúcar los espárragos y las patatas. Hervirlos durante unos 8-10 minutos.
4. Retirar del fuego y dejarlos enfriar dentro del agua.
5. Escurrir bien, o bien poniéndolos en un escurridor o sobre papel o haciendo las dos cosas. 
6. Poner en una sartén los ajitos pelados y cortados en láminas con el aceite virgen extra, y ponerlo al fuego hasta que los ajitos estén hechos, Retirar del fuego, y añadir un poco de perejil picadito (en las fotos no está porque no tenía).
7. Poner las patatas y los espárragos sobre una fuente y rehogarlos con el aceite de los ajos. 

Este plato es más que rico. Pruébalo y dame tu opinión!
Otros platos con espárragos:



Imprimir artículo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!