BIZCOCHO DE NARANJA CON STEVIA - SIN AZÚCAR

A estas alturas me imagino que ya sabrás lo que es la stevia, esa plantita proviniente de sudamérica que de forma natural nos permite endulzarnos la vida sustituyendo al azúcar. Creo que ya te conté que el año pasado puse en la huerta un par de plantas de stevia. No sabía muy bien como extraer el principio dulce de sus hojas para emplearlo en la cocina pero una pareja portuguesa en Oporto me dio una de las posibilidades, he investigado otras formas de extracción y este año probaré otras formas, porque además de las dos plantas del año pasado he puesto otras dos. 

Tengo intención de ir tuneando, o transformando recetas dulces clásicas sustituyendo el azúcar con este edulcorante natural y haciendo las transformaciones necesarias para que queden lo mejor posible. Y bueno, hoy le va a tocar a una receta clásica portuguesa de un bizcocho de naranja a la que le he quitado el azúcar y lo he sustituido por stevia. Ha quedado un poco menos dulce pero muy rico. 

Iré subiendo poco a poco los resultados que voy obteniendo que sean dignos de incluirse en un recetario sin azúcar. 

INGREDIENTES:

1 naranja
1 taza (de té) de aceite de girasol
4 huevos
2 tazas (de té) de harina
1 cucharada de levadura
4 g de stevia seca triturada (posiblemente puedas encontrar preparados de stevia en el mercado para sustituir esta forma totalmente natural y ecológica)


MODO DE HACER:

1. Limpiar bien la naranja y cortarla en 8 trozos, quitándole únicamente la parte blanca del corazón y las pepitas (dejar la piel).  
2. Poner en el vaso de la batidora la naranja, el aceite, los huevos y la stevia. 
3. Batirlo todo teniendo presente que la piel de la naranja tiene que quedar completamente deshecha.
4. Añadir la levadura a la harina, mezclar y tamizar sobre la mezcla anterior poco a poco. 
5. Crear una masa homogénea con movimientos envolventes.
6. Encamisar un molde de corona con aceite y harina y verter la masa del bizcocho sobre el molde.
7. Meter en un horno precalentado a 200ºC y hornear durante unos 35-40 minutos o hasta que esté hecho (cuando al pincharlo con una aguja esta sale seca). 
8. Sacar del horno y desmoldar sobre una rejilla. 



Imprimir artículo

8 comentarios :

  1. Hola guapísima !!!
    Pues verás, yo la stevia la utilizo hace ya años. Antes no estaba permitida en España pero en algunos herbolarios te la vendían seca, parecía un trafico de otra hierva jaja, porque lo hacían casi a escondidas y en fin que ibas a casa hasta casi asustada para dejar el botín ;)
    Ahora es cierto que cada vez se conoce más. Es la primera infusión que me tomo por la mañana, y me encanta. Pero en la pastelería, aunque tengo publicado algún bizcocho, rico rico, riquísimo no te puedo decir que me guste mucho.
    Sé que al cerebro se le educa y que como edulcorante natural, no tiene competencia, pero el regustillo que deja no me termina de convencer, y mira que lo sigo intentando ¿eh? pero de momento en infusión he encontrado que me encanta.
    No he encontrado ningún sitio donde poderla comprar fresca, porque ya la hubiera plantado en casa, así que me das envidia.
    Bueno, tu bizcocho tiene una pinta estupenda y seguro que rico también está un rato. Me llevo mi trozo, y sigo probando el sabor ¿vale? igual a tí te salen más ricos que los míos y me convences del todo.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria! yo empiezo mi andadura de utilizar la stevia como edulcorante, os iré contando si consigo resultados aceptables. Como tienes experiencia soy todo oídos para lo que me cuentes. Yo no he notado ningún regustillo (¿a qué?), quizás porque en esta receta lo enmascare la naranja, sobre todo la piel que le da al bizcocho ese punto tan rico a naranja.
      En esta zona la están vendiendo en viveros dónde venden hierbas aromáticas, pero bastante caras, a 2 euros la planta. También puedes encontrar semilla en sitios dónde se venda plantel y semillas, nosotros hemos comprado también semillas y hemos puesto semillero a ver si nos germinan bien. Si va para adelante te puedo mandar un paquetito con unas pocas.

      Eliminar
  2. Te ha quedado un bizcocho maravilloso, nunca hice nada con estevia, y hojas secas jamás las vi, mi marido tiene alto el azúcar y estos dulces serian ideales para él, en casa la compramos en polvo para endulzar pero en bizcochos no la probé, te ha quedado maravilloso...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther, si la tienes en polvo puedes probar a usarla así. Besos!

      Eliminar
  3. Me encanta la receta, yo hago muchos dulces para el día a día con stevia y nunca la he probado triturada, normalmente uso una granulada o líquida que compro online en Vitacost porque las que hay aquí en los supermercados son una porquería que lo que menos llevan es stevia.... La he visto triturada en la herboristería, tengo que animarme a comprarla para probar tu receta :)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula!, yo creo que si la usas en polvo podrás usar esa misma para la receta sin problema. Lo único será ajustar la cantidad. En mi caso la he hecho así porque la extracción a polvo o a líquido es más compleja y, de momento, sólo la tengo así, aunque este año seguro que busco la forma de extraer el principio activo directamente de las hojas. Besitos y gracias por la visita.

      Eliminar
  4. la receta me salio perfecta! pero no tenia gusto dulce!! cuantas cucharadas de te son de Stevia??

    ResponderEliminar
  5. Hola Leda! en el texto ya dice que es menos dulce. Para contestarte he estado haciendo pruebas y creo que son unas 4 cucharadas de te.

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!