CRAQUELINES O COMO HACER UN PROFITEROL O CHOUX PERFECTAMENTE REGULAR

¿Qué son los craquelines? pues no son nada más que unos pequeños profiteroles o choux que tienen un pequeño craquelado en la parte superior y que crecen en el horno perfectos. 


El truco no es otro que poner una pequeña boina de una pasta hecha con azúcar moreno, mantequilla y harina que tiene el efecto que la masa crezca en el horno de forma totalmente regular, dando como resultado unas piezas de chuchos o profiteroles con una forma perfecta. 

Ese craquelado también nos serviría para teñirlos (si queremos) y conseguir de esa forma unos choux coloristas que pueden ser muy interesantes para algunas ocasiones como para cumpleaños infantiles, etc.  


Los podremos rellenar de cualquier crema, nata,  etc. en mi caso he elegido una crema pastelera de chocolate porque me dí cuenta que en el blog tengo una crema de naranja, crema de limón , la clásica crema pastelera pero no tenía ninguna receta con una crema pastelera de chocolate (que algunos ya me habíais pedido, eh Yovana?, besitos), así que aprovecho y ya queda aquí. 

INGREDIENTES:

Para la masa choux:
125 mililitros de leche
125 mililitros de agua 
100 gramos de mantequilla
150 gramos de harina,  
4 huevos
1 cucharadita (de café) de sal
1 cucharadita (de café) de azúcar

Para la masa del craquelado:
30 g de mantequilla pomada
40 g de azúcar moreno
50 g de harina floja
cortadores de pastas

Para la crema de chocolate:
400 ml de leche
2 huevos
50 g de maicena
100 g de azúcar
70 g de chocolate (alto porcentaje de cacao)
50 g de mantequilla


MODO DE HACER:
Lo primero que vamos a hacer es la crema de chocolate para que enfríe mientras hacemos las demás preparaciones, luego la masa que servirá de boina a los craquelines y mientras esta reposa en la nevera haremos la masa de los choux. 

La crema de chocolate: 
1. Mezclar en frio 100 g de la leche, los huevos, el azúcar y la maicena hasta que no quede ningún grumo.
2. Poner a calentar los otros 300 ml mitad de la leche con el chocolate hasta que quede completamente deshecho el chocolate.
3. Verter la mezcla 2. sobre la 1. y volver a poner el cazo al fuego hasta que llegue a ebullición hasta que espese.
4. Retirar del fuego y añadir la mantequilla.
5. Filmar a superficie (tocando con el plástico la crema para que no cree costra) y reservar para  que enfríe y rellenar los chuchos. 

Los craquelines(la masa para el craquelado):
1. Precalentar el horno a 200ºC
2. Mezclar la mantequilla en pomada con el azúcar moreno y hacer una masa*
3. Añadir la harina y amasar hasta tener que nos quede una masa homogénea
4. Extender una masa entre dos papeles de horno  hasta dejarla delgadita y así dejarla reposar en el frigorífico durante unos 20 min (pueden ser más).En este tiempo se puede preparar la masa choux (ver más abajo).
5. Pasado este tiempo sacar la masa quebrada de la nevera y cortarla con un cortador de pastas del mismo diámetro de las piezas de masa choux.  
6. Poner cada una de esas circunferencias encima de cada profitero. Sólo hay que colocarla encima de la masa no hay que apretar.
9. Hornear en un horno precalentado a 200ºC durante 5 min bajando la temperatura a 180ºC y horneando las piezas durante unos 20-25 minutos más (o hasta que estén hechos).
10. Rellenar los chuchos con la crema de chocolate (o la que hayas preparado) ver el modo de hacer arriba.
* En este punto le puedes echar unas gotas de colorante con una capa de color. 

Masa choux
1. Poner en un cazo la leche, el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar, mezclar y llevar a ebullición a fuego medio (el objetivo es que no llegue a ebullición antes de que se haya disuelto toda la mantequilla).
2. Cuando empiece a hervir retirar del fuego y echar la harina (previamente tamizada) de golpe, remover con la varilla de batir manual hasta que sea una masa uniforme (es importante que no queden grumos en la masa).
3. Sin dejar de remover se pone el cazo al fuego hasta que la masa se despegue de las paredes del mismo, dejarla así durante un minuto más o menos para que se deshidrate un poco. En este punto se retira del fuego y se deja templar.
4. Cuando esté templada se van añadiendo los huevos uno a uno removiendo cada uno hasta que esté bien integrado antes de añadir el siguiente. La masa tiene que quedar en punto corbata, es decir que cuando levantamos la cuchara con la que estamos removiendo caiga como en forma de una corbata. Si ese punto lo conseguimos con menos huevo no echamos todos. Si se ve que está poco liquida se añade uno (o medio) huevo más. Hay que tener cuidado con no pasarse con los huevos porque sino los pastelitos se nos podrían "caer" cuando los sacamos del horno, es decir no se mantendrían firmes. 
5. Meter en una manga con una boquilla lisa y escudillar en una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado en piezas de unos 3 cm. 

Es una entrada un poco larga pero si te pones a hacerlo verás que no es un proceso muy largo, es más largo escribirlo que hacerlo!








Imprimir artículo

1 comentario :

  1. Madre mia te han quedado de foto!! y rellenos con crema pastelera de chocolate que por cierto nunca probe, tienen que estar de cine...Bess

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!