TORTAS U OPILLAS DE SAN BLAS

Mañana, 3 de Febrero, es la festividad de San Blas, además de los macarrones de Bilbao es tradición llevar a bendecir al santo estas tortas u opillas. En realidad esta costumbre (la de estas tortas) se ha extendido en todo el País Vasco desde las calles de Eibar en dónde ha sido una tradición ancestral que en todas las casas las etxekoandres (amas de casa) hicieran estas tortas dulces llenando el pueblo de un rico aroma a anís. 
Hay tantas recetas de san blases como familias en Eibar, pues las recetas son familiares y se van pasando de generación en generación, y, además, cada casa presume de que sus tortas son las mejores. Hay algunas más abizcochada y otras más tipo pasta, algunas llevan mas levadura, otras menos y pocas nada, en unos casos se usa manteca mientras que en otras se usa mantequilla. 
Yo,con la idea de no perder las tradiciones culinarias de esta parte del mundo, he elegido una receta en la que se usa mantequilla y un poco de levadura, espero que os guste! Solo una recomendación, es mejor (si se puede resistir la tentación) dejarlas reposar al menos un día antes de comerlas. 

INGREDIENTES:

Para la masa:

500 g harina
185 g mantequilla
100 g azúcar
1 huevo
15 g levadura (un sobrecito)
ralladura de limón
65 ml leche
anís
sal

Para el baño blanco:

1 clara de huevo M
200 g de azúcar glas
Anís


Para pintar:

25-50 g de chocolate negro













MODO DE HACER

Para hacer la torta se bate el huevo con el azúcar, y se añade la leche y el anís, a lo que se le suma la mantequilla en pomada. A esto se le agrega la harina mezclada con la levadura y tamizada. No hay que trabajar mucho la masa, una vez que sea homogénea se envuelve en papel film y se guarda en la nevera durante 30 minutos.


A continuación se espolvorea harina en la mesa y se estira la masa, dejándola gordita (sobre medio centímetro de espesor). Se corta de la forma deseada (redonda, alargada...), con la parte de atrás de un cubierto se hacen unas marcas tipo festón en los bordes, se hornea a unos 170-180ªC unos 10-15 minutos o hasta que se empiecen a dorar las tortas.

Para preparar el baño blanco se baten las claras junto con el azúcar con un chorrito de anís. Se mezcla bien con una varilla hasta que se forme la glasa y se bañan las tortas con una capa de este baño blanco. Para que se seque el baño se introducen las tortas en el horno apagado para aprovechar el calor residual y así se seca y endurezca la glasa.


Una vez frías, podemos ponerles encima la leyenda "San Blas" para ello metemos un poco de cobertura en una pequeña bolsa de plástico, o manga pequeña, (o bien hacemos un cornete con papel de horno) y lo deshacemos en el microondas a golpes de 15-20 segundos para que no se queme. Abrimos un poco (sin pasarse) la punta con una tijera y escribimos con el chocolate.



Imprimir artículo

5 comentarios :

  1. Buenas noches!!
    Me ha encantado la idea de hacer las tortas de San Blas y después de leer tus instrucciones he pensado que igual no era muy difícil ,pero, sin lugar a dudas, el grado de dificultad superaba mis habilidades...
    He conseguido hacer las tortas y por lo que he picoteado mientras que hacía la glasa, puedo confirmar que estaban ricas, pero al cubrirlas era tan líquida que no he conseguido que se quedara sobre ellas...¡Mi bandeja está más cubierta de glasa que las galletas! me imagino que tendría que haberle echado más azúcar glas...¡ la próxima vez será!
    un saludo...
    posdt: ahora toca algo típico para tomar al son de "Aintzaldun daigun agate deuna..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo! lo primero gracias por visitarme y por tu comentario. En segundo lugar no te desanimes. Para la glasa con 200 g de azúcar para una clara de huevo M debe de ser suficiente, trabajalo como si fuera un merengue y seguro que te sale, no es difícil!

      Eliminar
  2. Esperar un día dices?? Nos tememos que no va a ser posible, jajaja...
    En las fotos, estas tortas se ven deliciosas. Y aunque nos gustan mucho, también nos ponemos finas de macarrones. Los publicamos en el blog, y, desde entonces, los hacemos de vez en cuando: no hace falta que sea San Blas :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola yo acabo de hacer las tortas de San Blas y me han quedado exquisitas ahora me gustaría que me dirías cómo puedo conservarlas
    Muchas gracias por todas estas son estupendas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y por tus palabras. La mejor forma de guardarlos es en una caja metálica de galletas. Si es de las que tiene en la tapa algo para suprimir la humedad estupendo, sino no importa, puedes meter dentro de la caja esos paquetitos de sílica gel que suelen venir en muchos envoltorios para reducir la humedad. En cualquier caso te diré que no te van a durar mucho tiempo dentro de la caja. ;))

      Eliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!