TARTA SAN MARCOS

Hemos llegado ya al día de publicar la receta del asaltablogs de este mes. El blog asaltado en febrero es Al calor del horno, es un blog muy lleno de recetas para todos los gustos. 
Me he paseado por el blog estudiando el terreno en varias ocasiones, eso sí, disfrazada para pasar desapercibida y he encontrado varios objetivos muy, pero que muy interesantes para ser "afanados", entre ellos me he quedado con las ganas de ese curry de gambones que cada vez que lo veo me llama, pero también pensé que podía ser el botín de más de un asaltador, así que he optado por un dulce que quería tener entre las recetas de mi blog y que todavía no me había dado tiempo a subir: la tarta San Marcos. 

Esta tarta es originaria de León, supongo (aunque no lo sé a ciencia cierta) que habrá tomado su nombre del famoso convento de San Marcos de León, uno de los edificios renacentistas más importantes del panorama español, que hoy en día es museo, iglesia y parador y que encuentra sus orígenes en el siglo XII en un hospital de peregrinos. Aunque la tarta en sí, por lo que he podido documentarme vía internet con los riesgos que eso tiene, no debe ser tan antigua, siendo un dulce mucho más actual. 

La versión leonesa es rellena de nata montada o de trufa, pero, en mi ciudad, Bilbao, se hace una versión de la tarta San Marcos con un relleno diferente, es decir, se hace una capa de crema pastelera y otra de nata. A pesar de que Bego tiene en su blog los dos rellenos más clásicos (aquí podéis ver su receta) yo he optado por hacer la versión de mi tierra. 

INGREDIENTES:

Bizcocho plancha:
5 huevos
150 g de harina
150 g de azúcar

Crema pastelera:
500 g de leche
1 huevo
40 g de maicena
100 g de azúcar

Nata:
400 ml de nata
4 cucharadas de azúcar

Para la crema de yema:
4 yemas
2 cucharaditas de maicena
100 g de azúcar
100 g de agua

Almíbar para calar
100 g de agua
100 g de azúcar
Un chorrito de ron (si se desea)

MODO DE HACER

Bizcocho plancha

!. Encendemos el horno a 180ºC
2. Blanqueamos los huevos con el azúcar hasta punto cordón, es decir hasta que la masa sea blanquecina, y cojan una textura que cuando levantemos la varilla caiga la masa en forma de cordón. Los huevos deben triplicar su volumen. 
3. Cernir la harina encima de los huevos poco a poco incorporándola a la masa con una espátula con movimientos envolventes y con sumo cuidado para perder la menor cantidad de aire posible. 
4. Ponemos un papel de horno sobre una bandeja, vertimos la masa sobre el mismo repartiéndola de la forma más uniforme posible. 
5. Metemos al horno durante 10-15 minutos, teniendo siempre en cuenta que no se doren demasiado los bordes.
6. Sacamos del horno, cortamos en tres partes iguales y reservamos.
Almíbar para calar:

Poner en un cazo el agua y el azúcar y hacer un almíbar flojo. Cuando está se retira del fuego y se le añade un chorrito de ron (si la van a comer niños añadir el ron antes, con el agua, así se evaporará el alcohol)

Crema pastelera:

1. Ponemos a calentar la mitad de la leche con un palo de canela y la piel del limón (solo la parte amarilla porque lo blanco amarga). Cuando llega a ebullición lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar para que infusione.
2. Batimos el huevo con el azúcar, añadimos la maicena y el resto de la leche fria, batiéndolo todo hasta que quede homogéneo. 
3. Añadimos la leche que estaba infusionando (la colamos para separar la canela y la piel del limón) y ponemos toda la crema en un cazo al fuego.
4. Removemos constantemente hasta que la crema coja la textura que deseamos (más bien gordita) para que no se nos agarre. 
5. Retiramos del fuego. Lo tapamos con un film que toque toda la superficie de la crema para que no le salga costra y la dejamos enfriar.
Nata:

En un recipiente muy limpio y seco vertimos la nata y la montamos con las varillas, cuando esté ya firme le añadimos el azúcar y seguimos batiendo. Se necesita que la nata esté muy firme. Se puede añadir si se quiere estabilizante para nata. 

Yema;

1.Poner en un cazo el agua y el azúcar y hacer un almíbar que retiraremos del fuego cuando llegue a 115ºC. 
2.En un recipiente ponemos las yemas de huevo (es mejor colarlas para quitarles las telillas blancas que tienen y que luego no nos aparezcan en la crema) y mezclamos la maicena. 
3.Cuando retiramos el almíbar del fuego lo dejamos reposar unos minutos y lo vertemos sobre la yema removiendo continuamente. 
4.Traspasamos esta mezcla a un cazo y lo ponemos a fuego medio removiendo continuamente hasta que se consigamos la textura deseada. 
En este punto dos notas: 1) la crema de yema no debe ser demasiado gorda porque queremos poder extenderla bien por la superficie de nuestra tarta. 2) Si no la vamos a usar inmediatamente hay que ponerle un film a superficie como hemos hecho con la crema pastelera, pero es más fácil extenderla en caliente, por lo que recomiendo que se haga una vez se tenga la tarta ya montada. 

Montaje:

Tomamos los tres trozos de plancha y los ponemos en la mesa de trabajo emborrachándoos con el almíbar que tenemos preparado. 
Ponemos la primera plancha sobre una fuente, metemos la crema pastelera en una manga y con su ayuda creamos una capa de crema pastelera sobre la primera capa de bizcocho 
Sobre esta ponemos la segunda capa de bizcocho. 
Metemos la nata montada en otra manga pastelera y creamos una capa de nata sobre la segunda capa de bizcocho. 
Ponemos sobre esta la tercera capa de bizcocho, y sobre la misma la crema de yema. 
Espolvoreamos azúcar (puede ser glas) sobre la yema y quemamos con un soplete. 
Yo, además, he preparado un brillo pastelero del que venden en lidl y le he dado una pequeña capa por encima para que quede bien brillante. 
Igualmente se le puede poner almendra crocante o láminas de almendra por los laterales de la tarta. Esto hará que tenga mejor presencia y que no se vean las irregularidades del corte de los bizcochos, etc. Yo no se la he puesto por no recargar más la tarta. 
En la versión de Bego las dos capas eran de nata o de trufa. En otras versiones una capa es de nata y la otra de trufa, y la mía es la cuarta en discordia, la que se suele ver en el país vasco. 
Y aquí se acaba el asalto del mes de Febrero! 
Imprimir artículo

33 comentarios :

  1. Madre mia que pintaza!!! Te ha quedado perfecta la tarta, está para comérsela ;)

    ResponderEliminar
  2. Que pinta más deliciosa!!! Se ve de pastelería!!! Estupendo asalto! besos

    ResponderEliminar
  3. Ohhhhhh, que pinta tan rica!!!! Me encanta como te ha quedado esta delliciosa tarta San Marcos!!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  4. Es una tarta preciosa!

    Nunca la he hecho, siempre me surge otra que me apetece más, pero no puedo evitar morirme de envidia cuando veo las vuestras!

    ResponderEliminar
  5. Un clásico donde los haya que gusta en todas las casas.
    Besitos :D

    ResponderEliminar
  6. Que tarta tan apetecible que nos has traído tras tu asalto, un buen trozo me comía yo ahora, que se ve de lo más rica!
    Un asalto estupendo!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado que ni bordada...vaya pintaza!!Un super asalto Magdalena

    ResponderEliminar
  8. Magdalena? Seguro que eras tú?
    Ibas tan bien disfrazada, que mis compinches y yo dudábamos, pero luego, al ver el resultado del asalto, evidentemente nos hemos convencido!
    Besazos!!

    ResponderEliminar
  9. Me inclino en reverencia ante tu asalto. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  10. Deliciosa Magdalena, y qué pinta!! Parece de pastelería.
    Felicidades por tu magnífico asalto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Qué rebien te ha quedado guárdame un trocito. De verdad que te ha quedado espectacular y seguro que está igual de buena o más!
    Un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  12. Una tarta genial, me quedo con la receta, simplemente deliciosa. Buen asalto

    ResponderEliminar
  13. Qué delicia! creo que esta receta se me pasó porque sino, la hubiera preparado yo!
    Saludos de Un Dulce Escape

    ResponderEliminar
  14. Una receta importante en mi casa, pero nunca nadie la cocinaba, se compraba en una pastelería muy conocida aquí... y el aspecto de tu San Marcos es totalmente profesional... Ole!!! esto si es un asalto de lujo...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. Uauuu pedazo de tarta!! Te ha quedado de diez!! Súper apetecible...y seguro que no tiene calorías...a que no le has puesto?? jajaj
    Buen asalto!
    David de LA COCINA PISTACHO

    ResponderEliminar
  16. Hacía tiempo que no veía una S.Marcos con tan buena pinta. Es un postre clásico de los restaurantes españoles que últimamente, como muchas otras se ha visto humillada por réplicas industriales de colorines imposibles y sabor inexistente. Esta tuya da gloria verla, ole,ole y ole!

    ResponderEliminar
  17. Impresionante, pero si parece de pastelería. Felicidades!! besos

    ResponderEliminar
  18. Qué chula te ha quedado, mira que está rica esta tarta, menudo asalto.

    ResponderEliminar
  19. Madredelamorhermoso! expectacular asalto y que rica madreeeeee Besotes

    ResponderEliminar
  20. Pues te ha quedado genial. ¿Sabes? La preparo bastante en casa porque a mi chicos les rechifla, así que como me ha gustado tanto el relleno de tu tierra, me decanto por el sin pensar. Te quedó estupenda.

    Mil besos y un millón de gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Que delicia de tarta... hace tiempo que la tengo en mente, pero siempre le doy de lado... y no se por que!!!
    Ahora ya si que me decido seguro... la pinta de esta me ha animado... enhorabuena por este "peazo" asalto!!!
    Saluditosssssssssssss

    ResponderEliminar
  22. Pedazo tarta rica!!! Vaya asalto!!!
    besos

    ResponderEliminar
  23. te ha quedado de pastelería, menudo corte!!!!

    ResponderEliminar
  24. Vaya asalto!! Esta es una de las tartas favoritas en mi casa, pero nunca me he atrevido a prepararla así que con tu explicación y ese paso a paso tan bien explicado ya está en la carpeta de pendientes Un beso

    ResponderEliminar
  25. Babeo al ver tu tarta!!!! Ahora mismo me comería un trocito, o mejor un trozo enorme jaja besos!!!!

    ResponderEliminar
  26. Sencillamente espectacular! A mí me dicen que es comprada en una pastelería y me lo creo, te ha quedado genial, que pedazo de asalto!

    Besos!

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué buena pinta! Yo soy de Vitoria y aquí también la hacen como tu versión. Te ha quedado tremenda! :D
    Muás
    Gallecookies

    ResponderEliminar
  28. Buff que complicada veo la elaboración y sin embargo te ha quedado tan bien... Dan ganas de pegarle un bocado, me encantan los pasteles que están hechos a base de capas distintas, y que mejor que un clásico como éste? Me da hasta miedo pensar en hacerlo yo, pero viendo tus resultados, quien no se anima? Lo llevas a una fiesta y cuela como uno comprado en pastelería seguro:)

    ResponderEliminar
  29. puedes creer que no sabia ni como se hacia ni que llebava? ahora leyendo tu receta me estoy enterando y tengo que reconocer que me estaba perdiendo una tarta buenisima. La pruebo fijo!
    besoss

    ResponderEliminar
  30. Una pinta espectacular. Y la versión de tu tierra tiene que estar riquísima, con lo que me gusta la crema! Por cierto, a mí el curry de gambones también me llama a todas horas, jajaja, me parece a mí que no se va a librar de nuestras cocinas!
    Besitos

    ResponderEliminar
  31. Qué mal lo he pasado viendo tu receta y las fotos... vaya pinta que tiene la tarta! Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Ohhhhh, que delicia de tarta, solo verla se me hace la boca agua!!! Peazo de asalto que has hecho!!!
    Besitossss

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!