TRONCO DE NAVIDAD

Nos vamos acercando a la Navidad y ya van siendo bastantes los post que voy incorporando con recetas de dulces navideños, esta vez le va a tocar el turno al famoso "tronco de Navidad" que no es otra cosa que un bizcocho enrollable, tipo brazo de gitano, con un relleno, y un baño de chocolate en el que se dibujan las marcas que simulan la corteza del tronco. 

Estuve dudando pero al final he decidido que en el interior del tronco iba a ir una crema de turrón, aunque podría muy bien ir relleno de una crema pastelera normal, de nata montada o de una trufa.
La elaboración consta de cuatro pasos: la plancha de bizcocho por un lado, el almíbar para bañar el bizcocho, la crema de turrón y, por último, la cobertura de chocolate.

INGREDIENTES:  
 
El bizcocho enrollable:
4 huevos  M                       (212%  huevos )                                                            
120 g de azúcar                (120%  de azúcar)                                          
100 g de harina floja       (100% de harina)                                          
un pellizco de sal
a los bizcochos plancha no se les suele poner nada de levadura aunque si quieres que esponje un poco le puedes poner hasta 4 g.
 
Para emborrachar el bizcocho:
100 g agua
100 g azúcar
20 ml de licor de avellana (o almendra, o ron o cualquier otro al gusto)
 
La crema de turrón:
400 ml de leche
50 g de azúcar
2 yemas de huevo
30 g de maicena
300 g de turrón del blando (tipo jijona)
 
Cobertura de chocolate:
1 tableta de chocolate de cobertura
 
MODO DE HACER:
El bizcocho plancha:
 
1. Batir los huevos con el azúcar hasta el punto que blanqueen, tripliquen su volumen y lleguen a una textura tal que cuando dejes de batirlos la mezcla caiga como si fuera un cordón.
 
2. Cernir la harina con la levadura (si es que le vas a poner) y la sal sobre los huevos ya batidos y mezclar suavemente con movimientos envolventes con una espátula.
3. Poner la masa sobre una bandeja de horno preparada con papel de hornear sin que sobrepase 1/2 cm de altura más o menos. Un truco para que se te fije el papel en la bandeja sin moverse es que pases un poco de mantequilla sobre la bandeja antes de poner el papel y este se quedará fijado a la bandeja.
4. Introducir en el horno precalentado a 180ºC durante 10 o 15 minutos, vigilando para que no se queme por las esquinas.
5. Desmoldar sobre un trapo húmedo bien escurrido, enrollar según el eje más largo. Reservar.
El almíbar para calar el bizcocho:
 
1. Se pone al fuego el agua con el azúcar y el licor (porque seguro que lo comen los niños y así se evaporará todo el alcohol que haya y podrá usarse sin problemas). De todas formas se puede hacer el mismo almíbar sin licor, con un poco de corteza de limón, canela o cualquier otro aromatizante que nos apetezca.
 
2. Removiendo todo el tiempo  se busca un almíbar que sea fluido para poder bañar el bizcocho.
La crema de turrón:
1. ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora, batimos hasta que todos los ingredientes estén ligados.
 
2. Ponemos a fuego medio y sin parar de batir hasta que hierva, momento en el que retiramos del fuego.

3. Filmamos a superficie y dejamos templar, metemos en la nevera hasta el momento de utilizarlo.
 
Cobertura de chocolate:
 
1. Deshacer una tableta de chocolate con un poco de mantequilla en el microondas (potencia media y secuencialmente, de 30 en 30 segundos, para que no se queme el chocolate).
 
MONTAJE:
 
Una vez tenemos preparada y fría la crema de turrón y el almíbar desenrollamos el bizcocho que teníamos reservado y con una brochita pastelera lo emborrachamos con el almíbar que hemos preparado.
 
Una vez calado extendemos la crema de turrón sobre la plancha del bizcocho tras lo que volvemos a enrollarlo.
 
Para que quede bonito cortamos los laterales del cilindro que nos ha quedado.
 
Tras esto hacemos un corte en diagonal a, aproximadamente, un tercio de la punta (como en el esquema), este trozo va a ser el que nos va a servir para hacer la rama.
 
Ponemos el tronco y la rama según el dibujo sobre una bandeja candidera y esta la ponemos sobre una bandeja.
 
Para que al poner la cobertura de chocolate no se nos manchen las esquinas y quede como si fuera la parte interna de un tronco cortado recortamos unos trozos de papel de aluminio y cubrimos las dos partes del tronco principal y la de la rama. Después echamos el chocolate derretido con la mantequilla por encima extendiéndolo bien hasta cubrir todo el tronco.
 
Por último se adorna con un tenedor o un peine de repostería para imitar la corteza de un tronco. Se puede adornar con hojas y frutos rojos, o con azúcar glas imitando nieve.
 
 
 
 
 
Imprimir artículo

7 comentarios :

  1. Qué casualidad Magdalena, nosotras hicimos el año pasado uno parecidísimo: también lo rellenamos con crema de turrón. Y gustó mucho en casa.
    El tuyo se ve chulo chulo. Y seguro que delicioso también.
    Cuídate y un besito.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo muchísimas ganas de hacer un tronco de navidad éste año! a ver si no me pilla el toro y lo hago.
    Muy descriptiva esa foto del corte. Gracias ;)

    ResponderEliminar
  3. Que rico se ve!! Tengo que probar a hacer uno, delicioso!!

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado precioso. Me daré un paseo por tu blog, me encanta!!!

    ResponderEliminar
  5. Buenos días!
    Lo primero volver a decirte que me encanta tu blog, llevaba una temporada un poco agobiada y no he podido entrar pero ahora que lo he hecho ha sido como un regalo anticipado de Navidad. ¡Qué agobio tengo un montón de ideas para tan poco tiempo!
    sin embargo la que más me ha llamado la atención es ésta :-) en mi casa el que más disfruta de mis textos culinarios es mi hermano pequeño ...le chifla el chocolate y el brazo gitano de chocolate por lo que el tronco recoge los dos y va acorde con las fechas
    gracias!!!

    ResponderEliminar
  6. el corrector me ha jugado una mala pasada: textos culinarios= intentos culinarios

    ResponderEliminar
  7. excelente las recetas mis felicitaciones a su gestión gracias

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!