TARTA DE MANZANA CLÁSICA

Hay miles de recetas de tarta de manzana pero de vez en cuando me gusta hacer la clásica, la de siempre, la que se hacía en casa cuando era pequeña.  
 
 
 
Es sencilla, una masa base que yo hoy he optado por hacer una masa sablé bretón, luego una crema pastelera, las manzanas que he usado royal gala, y un brillo pastelero, pero tiene el valor de un clásico, por lo menos para mi, me trae muchos recuerdos porque el pastel de manzana era el preferido de mi padre.


INGREDIENTES:
 
para la masa sablé
200 g de mantequilla
320 g de harina floja
215 g de azúcar glas
100 g de yemas (la yema de unos 5 huevos aproximadamente)
8 g de levadura química
2 g sal
 
para la crema pastelera
Con 500 g de leche
40 g de maicena
125 g de azúcar
40 g de huevo (1 huevo pequeño)
 
para la decoración
2 o 3 manzanas (yo he usado royal gala)
 
para el brillo pastelero
150 g de mermelada de albaricoque
125 g de azúcar
50 g de agua
zumo de medio limón
hoja y media de gelatina
MODO DE HACER
 
La masa sablé
1. Batir la mantequilla en pomada con el azúcar hasta que la masa esté bien cremosa.
2. Ir añadiendo las yemas (que estén a temperatura ambiente) una a una y seguir batiendo hasta que se integren.
3. Tamizar la harina con la levadura y añadirla a la mezcla anterior, añadir la sal y mezclar todo hasta que esté bien integrado.
4. Hacer una bola, ponerla en un film y meterla en la nevera.
5. Tras al menos media hora de reposo se coloca la masa entre dos plásticos y se estira con el rodillo.
6. Se forran las paredes y la base del molde en el que vamos a hornear la tarta, El molde debe de estar engrasado y enharinado y se reserva.

La crema pastelera
Se mezclan todos los ingredientes de la crema EN FRIO (sino quedarán grumos irrecuperables) en un cazo y una vez mezclados se pone el cazo al fuego para que vaya ligando la  crema, (si se quiere aromatizar la leche se mezcla en frio la mitad de la leche con los otros ingredientes y la otra mitad se pone al fuego con los aromas, después de infusionar la leche se mezclan ambas mitades y se procede como al principio. También puede infusionarse toda la leche y dejar enfriar y proceder como se ha explicado)  ,  se revuelve continuamente hasta llevarlo a ebullición. Cuando esto suceda se retira del fuego. Si se deja enfriar se hará siempre filmado a superficie, es decir que el film toque la superficie de la crema, con el fin de que no le salga costra.

Brillo pastelero
Hidratar la gelatina en agua fría. (Sumergirla y dejarla en el agua hasta que se vaya a utilizar)
Poner el resto de los ingredientes en un cazo y hervir a fuego suave durante unos 10 minutos, tras lo cual se retira del fuego se deja enfriar un poquito y se le añaden las gelatinas hidratadas.
Tras esto se pasa todo por la batidora para homogeneizarlo.
 
Montaje y horneado:
Tomamos el molde forrado con la masa y le ponemos la crema pastelera.
Descorazonamos y pelamos las manzanas y las cortamos en láminas delgadas.
Ponemos las manzanas sobre la crema pastelera formando un dibujo que puede ser el que más nos guste.
Esta preparación se mete en el horno precalentado a 180ºC durante 30-40 minutos. Si vemos que se está tostando demasiado los lados de la masa taparlo con un poco de papel de aluminio.
 
Una vez se saca la tarta del horno, con un pincelito se baña la superficie con el brillo pastelero para que quede una tarta lustrosa. El look más clásico es poner una guinda en el centro de la tarta.
 
 
 
Imprimir artículo

11 comentarios :

  1. Que bueno recuerdos me trae la tarta de manzana, mi madre nos la hacia mucho porque nos encantaba! a ti te ha quedado genial!bss

    ResponderEliminar
  2. A nosotras también nos evoca la infancia: era un clásico en casa muchos domingos.
    Te ha quedado muy bonita y seguro que deliciosa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado fantástica, bonita y rica. Me encantan las tartas clásicas de manzana, al final de todo, por mucho que se experimente, siempre acabamos con la tridicional.
    Yo también he publicado una tarta de manzana clásica, pero con la base de chocolate.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Una tarta maravillosa!!!!
    Besitos....

    ResponderEliminar
  5. Una consulta el tema del brillo pastelero,no entendí la parte de dejar la gelatina en agua fría.es gelatina en polvo con sabor? Lo dejo en agua fría o la preparo como una gelatina agua caliente y agua fría ?

    ResponderEliminar
  6. Hola Eleuteria! Gracias por visitarme y por tu comentario. La gelatina es en láminas no en polvo (aunque también puedes poner esta). Debes sumergir las láminas en agua fría durante el tiempo que el resto de los ingredientes están al fuego) para que se hidrate, Se pondrá blanda y muy transparente (tanto que casi no se ve en el agua), cuando esté así la escurres muy bien apretándola y después la añades al resto de los ingredientes que habrás retirado del fuego. Espero que con esta explicación lo veas más claro.

    ResponderEliminar
  7. qué buena pinta que tiene la tarta!

    ResponderEliminar
  8. Hola
    Me ha quedado muy muy buena con esta receta la tarta de manzana ,mejor que con ninguna otra ,la pasta blise con esas medidas perfecta ,ni dura ni excesivamente seca ,he empleado manzana reineta que no suelta excesiva agua ,estaba muy rica ,voy a hacer el pastel ruso que también es uno de mis favoritos y ya te contaré .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y sobretodo por el comentario, me encanta saber que hacéis las recetas y que os salen bien! Besos

      Eliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!