BOLLOS SUECOS DE CARDAMOMO

Todo el finde ha hecho un tiempo con mucha lluvia y más bien frío, apetecía después de un buen paseo con el que llenar los pulmones de aire fresco, de ese que te hace sentir viva, encender el horno y  hacer algún dulce rico, así que hice estos bollos suecos de cardamomo. Hace mucho tiempo que quería subir la receta al blog, así que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid cuando los saqué del horno y antes de que empezaran a desaparecer les hice unas cuantas fotos.

El cardamomo es una planta procedente de la India cuyas semillas, que son muy aromáticas, son muy utilizadas en ese y en otros países en la cocina y en la repostería. En concreto en los países nórdicos es muy utilizado en la bollería y en las galletas.

Estos bollos son una auténtica delicia. No son especialmente complicados de hacer y si te pones en modo ultrarrápido los puedes tener horneados en hora y media de reloj.  Hoy vamos a poner dentro un relleno de cardamomo pero puedes utilizar la misma masa y hacer una preparación de canela para el relleno, y en ese caso tendrás rollos de canela.

Te recomiendo que tengas todos los ingredientes a temperatura ambiente antes de empezar.

INGREDIENTES

(Con estas medidas salen unos 30 bolitos, ten en cuenta que puedes hornear parte y congelar otros una vez formados)

Para la masa
780 g de harina
425 g de leche templada
150 g de azúcar
150 g de mantequilla derretida
25 g de levadura fresca de panadería (8 g si usas la seca, liofilizada)
9 g de sal
2 cucharaditas de café de cardamomo molido*
Para el relleno
140 g de mantequilla
140 g de azúcar moreno
80 g de harina de almendra
2 cucharadas de café de cardamomo molido*

*El cardamomo lo puedes comprar ya molido, o molerlo tu, pero ten en cuenta que sólo se muelen las bolitas que hay dentro de las semillas, no la cáscara. Es difícil moler pequeñas cantidades pero puedes usar un molinillo de café.


MODO DE HACER

1. Mezclar la leche tibia con la mantequilla derretida, añadir el azúcar y el cardamomo y disolver la levadura en este líquido.
2. Colocar 2/3 de la harina en un bol junto con la sal y añadirle la mezcla de leche y levadura.
3. Remover hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y seguir removiendo durante unos minutos.
4. Añadir lo que queda de harina (poco a poco teniendo en cuenta la que admita) y empezar a amasar. Seguir amasando hasta que obtengamos una masa lisa y brillante.
5. Bolear, colocar en un bol con la parte fea hacia abajo y cubrir la masa con un poco de aceite para que no haga costra. Tapar con un trapo (yo le pongo un gorro de ducha al bol) y dejar reposar hasta que doble el volumen.
6. Mientras tanto se prepara el relleno, para ello se ponen todos los ingredientes en un bol y se mezclan hasta conseguir una pasta.
7. Cuando la masa haya doblado el volumen se saca a la mesa, se desgasifica y se extiende con un rodillo en un rectángulo.
8. Extender sobre 2/3 del rectángulo el relleno dejando un tercio libre. Ese tercio lo doblamos hacia el centro. Después se dobla hacia el centro el tercio que ha quedado viéndose el relleno. Nos quedará un rectángulo con tres capas.
9. Tapar con un trapo y dejamos reposar unos 5 minutos.

10. Ponemos el rectángulo con el lado corto paralelo al borde de la mesa, y cortamos tiras de un dedo de grosor, saldrán de 26 a 30 tiras.
11. Retorcer las tiras sobre ellas mismas y formar una espiral.
12. Colocar los bollitos formados sobre una bandeja forrada con papel de horno, pincelarlos con huevo batido y ponerles encima azúcar perlado y dejar levar nuevamente hasta que doblen el volumen. **
13. Hornear a 250ºC durante unos 6 minutos. Los bollitos deben salir del horno blandos.
14. Pasar a una rejilla y dejar que enfríen.


**En este punto puedes meterlos en un tupper y congelarlos para hornearlos otro día en el que se sacan del congelador, se espera a que se descongelen y se hornean igual que en el punto 13. 
Imprimir artículo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!