SPANAKOPITA O PASTEL GRIEGO DE ESPINACAS Y QUESO FETA

Habías oído hablar alguna vez de la spanakopita? es muy probable que no, pero después de probarla seguro que no se te olvida ya nunca ese nombre. Cuando hace tiempo aprendí a hacer la masa philo o filo buscaba recetas para aplicarla y esta es una de ellas. Hace tiempo que quería subir esta receta al blog pero cuando la he hecho no he encontrado momento para fotografiarla hasta hoy.

Para mi fue todo un descubrimiento, del estilo al que me supuso el sfougato, esa tortilla griega que si todavía no has probado ya vas tarde. Espero que también te guste e incorpores ambas a tu recetario. 

Yo hoy la he hecho en forma redonda de pastel pero es muy frecuente encontrarla en fuentes alargadas de las que se van partiendo trozos o bien en triángulos individuales. En Grecia suele servirse de aperitivo pero puede muy bien hacer de primer o incluso de segundo plato ya que lleva queso y huevos. 

Y tampoco he hecho la masa filo, no tenía tiempo así que la he comprado. Aunque tengo que decir que la hecha en casa, aunque más frágil que la comprada es también mucho más rica, aunque ya sabéis que lo mejor es enemigo de lo bueno. Otro día pondré la receta pero adelanto que no es fácil de estirar bien, tiene su método y hay que practicar. 


INGREDIENTES

8 láminas de masa philo o filo (o Brick)
300 g de espinacas
200 g de queso feta
2 huevos
un ramillete de eneldo (unos 20-25 g)
1 cebolla


MODO DE HACER

1. Escaldar las espinacas y escurrir bien. Reservar. En vez de escaldarlas también puedes ponerlas en un bol resistente al microondas, taparlas con film y meterlas en el micro unos 3 minutos. 
2. Poner a pochar la cebolla con aceite y un poco de sal.
3. Batir los huevos y añadir el queso feta y el eneldo muy picado, mezclar todo muy bien hasta que quede como una masa. 
4. Añadir a esta masa las espinacas, y la cebolla cuando esté pochada. Mezclar bien, salpimentar y reservar
5. Poner 4 láminas de masa filo, una a una pincelando cada una de ellas con aceite en un recipiente (rectangular o redondo). 
6. Añadir el relleno sobre las láminas de filo y tapar con otras tantas capas de masa pinceladas todas ellas con aceite. 
7. Cuando ya se tiene el pastel formado coger un cuchillo y cortar, si lo has hecho redondos cortar diámetros de forma que te salgan 8 o 12 porciones (dependiendo del tamaño). En caso de que lo hayas hecho rectangular corta porciones rectangulares. 
8. Pincelarlo con huevo o con leche y hornearlo a 180ºC durante unos 20 minutos o hasta que esté dorado.

Y ahora a disfrutarlo!


Imprimir artículo

3 comentarios :

  1. Madre mía qué pinta más rica que tiene, seguro que el relleno queda de lo más jugoso.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Que buena tiene que estar ésta tarta.La tengo que hacer.Muchas gracias por tus publicaciones.Es un placer conocer tú blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juani! espero que la hagas porque es muy fácil pero muy rica. El eneldo y el queso le dan un toque muy especial. El placer es mio de que me visites.

      Eliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!