ROLLOS SUECOS DE CANELA - CINNAMON ROLLS

El otro día hice una entrada con los bollos suecos de cardamomo y me dí cuenta de que no tenía en el blog los rollos de canela que tienen más que merecida su propia entrada.

Estos rollos se han extendido por toda la geografía mundial. Tienen su origen en Suecia, donde son conocidos como kanelbulle, aunque han sido copiados y tuneados hasta la saciedad. Los suecos han propuesto incluso un día, el 4 de Octubre, para constituirlo en el día del rollo de canela. 

En Alemania, más concretamente en Hamburgo y sus alrededores hay una variedad de este dulce, el  Franzbrötchen, y en Finlandia, se hace el Boston cake combinando muchos rollos de canela en un molde redondo. 

En Estados Unidos se han convertido en un dulce cotidiano en el desayuno, en particular en algunos lugares como en New York, servidos incluso en taza. Encontrando variedades con rellenos de miel en Carolina del norte. 

Como os decía, son unos bollos universales, muy extendidos, con infinidad de variantes, pero la receta que os propongo hoy es la original, la que lleva cardamomo en la masa y un relleno con canela, almendra y azúcar moreno. 

Tienen una gran ventaja porque pueden congelarse, o bien justo antes de hornearlos, después de segundo levado, cuando ya están formados, o bien incluso después de hornearlos. Luego solo tendrás que sacarlos del congelador y dejarlos a temperatura ambiente hasta que estén descongelados y los puedas comer. Solo me queda una cosa por contaros de estos bollitos, ¡son adictivos!. 

INGREDIENTES
(Con estas medidas salen unos 30 rollitos, ten en cuenta que puedes hornear parte y congelar otros una vez formados e incluso una vez horneados)

Para la masa
780 g de harina
425 g de leche templada
150 g de azúcar
150 g de mantequilla derretida
25 g de levadura fresca de panadería (8 g si usas la seca, liofilizada)
9 g de sal
2 cucharaditas de café de cardamomo molido

Para el relleno
140 g de mantequilla
140 g de azúcar moreno
80 g de harina de almendra (esto es optativo)
3 cucharadas soperas de canela

Para el glaseado
50 g de azúcar glas
 2 cucharadas nata
Si al mezclar te queda muy gorda la glasa le añades un poco de agua, pero ojo! poco! una cucharadita o así. 

MODO DE HACER:

1. Mezclar la leche tibia con la mantequilla derretida, añadir el azúcar y el cardamomo y disolver la levadura en este líquido.
2. Colocar 2/3 de la harina en un bol junto y añadirle la mezcla de leche y levadura.
3. Remover hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y seguir removiendo durante unos minutos.
4. Añadir lo que queda de harina a la que se le ha adicionado la sal y empezar a amasar. Seguir amasando hasta que obtengamos una masa lisa y brillante.
5. Bolear, colocar en un bol con la parte fea hacia abajo y cubrir la masa con un poco de aceite para que no haga costra. Tapar con un trapo (yo le pongo un gorro de ducha al bol) y dejar reposar hasta que doble el volumen.
6. Mientras tanto se prepara el relleno, para ello se ponen todos los ingredientes en un bol y se mezclan hasta conseguir una pasta.
7. Cuando la masa haya doblado el volumen se saca a la mesa, se desgasifica y se extiende con un rodillo en un rectángulo.
8. Se extiende el relleno sobre toda la masa que se envuelve formando en un rollo.
9. Tapamos con un trapo y dejamos reposar unos 5 minutos.
10. Se cortan ruedas de un dedo o dedo y medio de ancho que se colocan sobre una bandeja forrada con papel de horno, si se desea se le puede poner encima encima azúcar perlado en mi caso no le he puesto y añadido un glaseado tras hornear. Dejar levar nuevamente hasta que doblen el volumen.
11. Hornear a 250ºC durante unos 6 minutos. Los bollitos deben salir del horno blandos.
12. Pasar a una rejilla y dejar que enfríen.
13. Preparar el glaseado mientras se hornean los rollos mezclando todos los ingredientes. 
14. Echar sobre los rollos mientras todavía están calientes.  


Imprimir artículo

4 comentarios :

  1. Que ricos bollitos reina, con un par de rollitos yo merendaría como una reina, que bien te han quedado, y con la canela doblemente buenos, son un bocado exquisito seguro y con un aroma a canela que solo de pensarlo se me cen las babillas...Bess

    ResponderEliminar
  2. Los he hecho este fin de semana y son!!! pura adicción, mil gracias.
    Una pregunta, los que he congelado después del segundo levado y sin hornear.
    Cuando los saque del congelador, tengo que esperar a que descongele para hornearlos primero?
    Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marimar, los puedes dejar descongelar y hornear (a mi me gusta hacerlo así) pero también hornearlos congelados, te llevará más tiempo de horno. Como te digo yo, personalmente los descongelo y los horneo.
      Prueba también a congelarlos horneados, quedan de lujo! Besos y gracias por tu visita. Besos!

      Eliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!