TEJAS

Estas han sido desde siempre unas de mis pastas preferidas, lo mismo para tomar con el café después de una comida como para picar entre horas o para merendar con un cafecito. Las tejas de Tolosa, las de Eceiza tienen denominación de origen propia, y no es de extrañar, este producto ha perdurado desde 1924 extendiendo su fama merecidamente. No conozco a nadie al que no le gusten las tejas

Hoy día se pueden encontrar tejas con diferentes recetas y aquí hoy os propongo una alternativa sencilla con la que salen muy parecidas a las originales. 

La receta no lleva ningún aromatizante pero si te gusta puedes añadirle un poco de ralladura de limón o de naranja que le dará un toque.

INGREDIENTES
140 g de claras (aproximadamente la clara de 4 huevos)
50 g mantequilla (derretida)
250 g de almendra en granillo cruda
230 g de azúcar glas
40 g de harina
1 pizca sal


MODO DE HACER:
1. Mezclar el azúcar con la con la harina y una pizca de sal.
2. Añadir la almendra y mezclar.
2. Montar muy ligeramente las claras (más bien romperlas un poco) y añadirlas a la mezcla anterior.
3. Verter la mantequilla derretida sobre la masa anterior y remover bien. Si le vas a añadir la ralladura de naranja o de limón este es el momento.
2. Forrar una bandeja de horno con papel sulfurizado, y precalentar el horno a 180º.
3. Con una cucharita de café poner un poco de masa de tamaño de una nuez muy separadas entre sí en la placa de horno preparada. Cuando digo muy separadas es no poner más de 4 en el lado más largo de la placa porque se expanden mucho.
4. Con la vuelta de la cuchara extenderlas bien, de forma que quede una capa muy finita de masa
4. En horno precalentado a 180ºC hornear durante 8 min o hasta que estén bien doradas (los tiempos son muy relativos)
5. Sacar del horno y poner una a una en caliente sobre una botella, un rodillo, o un molde especial para ello y dejar enfriar, de esta manera tomarán la forma curva de las tejas clásicas. 
Imprimir artículo

4 comentarios :

  1. Te han quedado preciosas, a mi me encantan, las hice una vez y aquello no resulto para nada ser tejas, me rompian todas jeje, tengo que probar tu receta se ven riquisimas y fáciles, pero una cosa es verlas y otra bien distinta ponerse a ello jaja...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther son más fáciles de lo que crees, de verdad, solo hay que trabajar un poco rápido cuando las sacas del horno. Besos!

      Eliminar
  2. Entre las tejas y las yemas de hoy me tienes babeando.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nuria! no me extraña porque ambas cosas son de ricas!

      Eliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!