GALLETAS DE JENGIBRE Y CANELA

Tenía programada esta entrada para publicarla el día de nochebuena pero la tarta sacher con caviar de frambuesa se puso en el carril de la izquierda, dio el intermitente, pisó el acelerador e hizo un adelantamiento impecable en toda regla colocándose en primera posición arrebatándoles el puesto a las típicas galletas navideñas de jengibre y canela. 

Ya estamos en la mitad del periodo navideño y ya ha pasado el día 24, pero como tenía la entrada preparada pues he decidido que, de todas formas, iba a publicarla hoy. 

Hay otra cosa que os tengo que contar, estas galletas en casa, habitualmente, solemos comerlas así, tal cual salen del horno, pero estas, como podéis ver en las fotos, tienen una glasa decorándolas. La decoración es un poco chapucera, pero, todo tiene una explicación, cuando saqué las galletas del horno tenía los restos de la glasa del bundt de turrón sobre la encimera de la cocina y pensé, ¿porqué no aprovecharla? y dicho y hecho, la metí en una manga y me dediqué a hacer rayitas y bolitas a las galletas. El problema: la glasa no tenía la consistencia adecuada para hacer los dibujos y no me molesté en añadirle un poquito de agua para hacerla más fluida, pero bueno, como eran galletas para casa pues no le dí más vueltas. La cuestión es que al final acabé fotografiarlas y poniéndolas aquí, así que no están tan bonitas como podían pero ricas estaban riquísimas. 

INGREDIENTES:
Para las galletas:
125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
50 g de azúcar blanco
65 g de azúcar moreno
175 g de melaza (Se compra en herboristerías pero puedes sustituirlo por miel)
1 huevo M
390 g de harina floja
media cucharadita de bicarbonato
media cucharadita de jengibre en polvo
media cucharadita de canela en polvo
media cucharadita de clavo molido
media cucharadita de cardamomo en polvo (yo te recomiendo que lo pulverices en el momento de usarlo)
un cuarto cucharadita de sal

Para la glasa:
1 clara de huevo
200 g de azúcar glas


MODO DE HACER

1. Cremar la mantequilla junto con el azúcar (batirla con el azúcar hasta que se haga una crema) .
2. Echar la melaza (o la miel) poco a poco sin dejar de remover hasta que se integre todo.
3. Añadir el huevo un poco batido a la mezcla y se mezcla bien.
4. Mezclar la harina con el bicarbonato, el jengibre, el cardamomo, el clavo, la canela y la sal y se tamiza sobre el resto de los ingredientes removiendo bien hasta que se integren todos. La masa que quede será algo pegajosa.
5.Estirar entre dos papeles de hornear y dejar reposar en la nevera durante al menos una hora. (se puede dividir la masa en varias partes para hacer varias tandas de galletas).
6. Sacar de la nevera, cortar con el cortapastas con la forma deseada y volver a meter en la nevera durante unos 15 minutos.
7. Meter en el horno precalentado a 180ºC durante unos 8 minutos o hasta que estén hechas.
8. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. 


Imprimir artículo

2 comentarios :

  1. No te quejes porque estan preciosas, hay si las decoro yo con la glasa!! seria lo peor que me hubiese pasado jajaj, están preciosas y con unas fotos impresionantes...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther! que maja eres, pero al cesar lo que es del cesar y la decoración es bien chapucera jajaja eso me pasa por aprovechar la glasa tal cual pero bueno, como el sabor estaba muy rico me perdono a mi misma, jajaja. Besos y muy feliz año nuevo!

      Eliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!