PATATAS BRAVAS

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de julio nos invita a preparar un clásico de la cocina española patatas a la brava.


Se trata de un plato muy sencillo, que podemos encontrarlo en cualquier bar y que disfruta desde hace muchos años de muy buena salud.

Las patatas son fritas y se remojan en una salsa, cuyo principal ingrediente es el tomate y que es picante. Y hay tantas recetas de patatas bravas como personas que las comen.  
En mi caso he optado por una sencillita, es decir una salsita de tomate picantona.
 
INGREDIENTES:
 
1/2 k tomates muy maduros (si no tienes puedes usar una lata de tomates pera enteros pelados).
1 cebolla
1 ajo
pimentón picante
1 cayena
1 cucharadita de azúcar
sal
Kétchup
 
MODO DE HACER:
 
Pochar la cebolla y el ajo, una vez pochado añadir el pimentón, la cayena y el azúcar. Revolver bien e incorporar el tomate pelado y dejar hacer durante unos diez minutos. Añadir la sal.
 
Una vez hecho, pasarlo por el pasapurés. Se puede pasar también con la batidora o cualquier robot pero hay que tener en cuenta que entonces la salsa quedará anaranjada y no roja del color del tomate. Una vez tenemos la salsa le añadimos un poco de kétchup y revolvemos.
 
En mi casa, mis hijos cuando piden patatas bravas ponen en un lado del plato mayonesa, en el otro mostaza y en el otro salsa brava y mojan las patatas en las tres.
 
 
 
Imprimir artículo

2 comentarios :

  1. Muy buena versión de las bravas y una bonita presentación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que divertido te ha quedado, y que bueno!

    besos

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!