SEMIFRIO DE ARÁNDANOS O DE FRUTOS ROJOS

Yo en la huerta tengo fresas y frambuesas pero todavía no tengo arándanos, pero por poco tiempo porque espero poder incorporarlos en breve. Tengas o no tengas a mano arándanos u otros frutos rojos frescos podrás hacer este postre también con frutos rojos congelados. 

En mi caso he hecho individuales de frutos rojos y solo de arándanos pero puedes cuajar toda la masa en un único molde de silicona grande y presentarlo como hicimos con el semifrío de piña

Por otro lado este poste es perfecto para celebraciones como las de Navidad, por qué? pues por varias razones 1) lo puedes dejar preparado de antemano el día anterior lo que te quitará mucho trabajo el día de la celebración 2) porque es fresquito y ligero, lo que es ideal para terminar una copiosa comida o cena sin castigar demasiado al estómago 2) lo puedes servir acompañado de alguna galleta, de algún coulís, de nata, o solo, admite muchas presentaciones y combinaciones.


INGREDIENTES:
4 huevos
120 g de azúcar
250 g de arándanos frescos*
12 g (6 hojas) de gelatina
300 ml de nata con al menos 35% de materia grasa
1/2 limón
hojas de menta para decorar (puedes guardar también algún fruto rojo para decorar luego)

*Los puedes sustituir por congelados o por otros frutos rojos congelados.

MODO DE HACER:

1. Lavar los arándanos y ponerlos al fuego en un cazo con 4 cucharadas del azúcar y con el zumo de medio limón. Dejar unos 10 minutos (hasta que los arándanos queden como pochados). (Proceder de igual manera si usas congelados)
2. Hidratar la gelatina en agua fría.
3. Si se va a utilizar la salsa de arándanos para emplatar reserva un poco (unas cucharadsa), el resto pasarlo por la batidora y tamizar.
4. Añadir la nata al puré de arándanos tamizado y llevar a ebullición (sin que hierva).
5. Escurrir bien escurrida la gelatina y añadirla a la mezcla anterior.
6. Separar las claras de las yemas.
7. Blanquear las yemas con el azúcar restante y añadirlo a los arándanos.
8. Batir las claras hasta punto de nieve (pico blando) y mezclarlo con cuidado con la mezcla anterior. El mejor truco es pasar una o dos cucharadas de las claras batidas a la otra masa y homogeneizar con una varilla batiendo con fuerza sin preocuparnos de que pierda aire y luego cuando ya está homogeneizado se agrega el resto de las claras removiendo, esta vez si, con mucho cuidado.
9. Repartir en los moldes y cuajar en la nevera.
10. Si se ha separado parte de la salsa de arándanos al desmoldar se la ponemos por encima y se añade un poco de menta para para emplatar.



Imprimir artículo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!