SALSA VERDE MEXICANA (PARA TACOS, CARNES, ETC.)

Lo primero comentar que, como ya habréis visto, no he publicado en unos días y ya me lo estáis reclamando, no ha sido nada, únicamente que he tenido que viajar y no me ha dado tiempo a dejar recetas preparadas para que se vayan publicando mientras no estaba. 

Lo que tiene de bueno es que en los viajes y sobretodo al extranjero siempre hago recopilación de recetas locales, las que como y lo que encuentro típico por allí que luego puedo ofreceros. En este caso he estado en Gante (Bélgica) y me he traído cositas como por ejemplo las recetas de las sopas de tomate y calabaza con bolas de carne, o en dulce la mattentart, que ya iré subiendo, 

Pero en la receta de hoy nos vamos a la otra punta de mundo, a Mexico, Os cuento que este año, cuando iba a poner la huerta de primavera-verano me ofrecieron una plantita de "tomatillo verde" que era típica de Mexico. Yo no conocía esa modalidad de tomate pero acepté pensando que así la descubriría. Mi sorpresa fue cuando de una simple plantita hemos sacado tomate para dar y regalar y no sólo eso, sino que los tomates son, efectivamente verdes, pero además crecen dentro de una carcasa hecha de hojas. 

Me enteré de que estos tomatillos son los que se usan para la salsa verde mexicana que no tiene nada que ver con la nuestra y que se emplea como salsa para tacos y/o para acompañar carnes. 

Nada más hacer la receta me preparé un taco con tortita de maiz y tiras de pollo y me quedé impresionada porque cuando dí el primer bocado me transporté inmediatamente a Mexico, el sabor, el olor era Mexico!

Os dejo la receta tal y como la preparé pero a esta le podéis añadir también un aguacate y la salsa se convertirá en más cremosa. 

INGREDIENTES:

Tomatillos
1 cebolla pequeña
1 guindilla verde (o un jalapeño, etc)*
1 rama de cilantro
1 diente de ajo
sal y pimienta al gusto

*En mi caso he puesto una guindilla de Ibarra y, además, le he quitado las pepitas porque no me gusta que las salsas piquen demasiado.

MODO DE HACER:

1. Pelar los tomatitos y limpiarlos bien bajo el grifo porque como puedes ver en la foto tendrán residuos de tierra.
2. Ponerlos en una cazuela junto con la guindilla con agua y cocerlos. Pero no cocerlos demasiado, únicamente hasta que cambien un poco el tono.
3. Escurrirlos (reserva el agua de la cocción) y ponerlos en un recipiente junto con la cebolla pelada y en cuartos, el diente de ajo y el cilantro y pasarlo con la batidora. Si te queda demasiado espeso añádele un poco del agua de la cocción reservada. Corregir de sal y pimienta

Si quieres puedes añadirle un aguacate, cambiará el sabor y la textura de tu salsa verde!







Imprimir artículo

1 comentario :

  1. Una salsa que nunca hice pero que la veo impresionante y rica...Besss

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!