PASTEL DE QUESO JAPONÉS (COTTON SOFT JAPANESE CHEESE CAKE)

Ya ha llegado el último domingo de mes y con ello el reto del asaltablogs, este mes todos los asaltantes de la blogosfera hemos irrumpido en la cocina almeriense de Mara del blog más dulce que salado que está repleta de recetas, tantas que una vez más ha sido difícil de elegir. 

Tras pasearme arriba y abajo por la cocina me llamó la atención el nombre de "pastel de queso japonés algodón suave", el nombre me sedujo y además una vez viví en Oxford en casa de una Landlady que era japonesa y solía ponernos cocina casera japonesa y me apetecía ver como era este postre. 

Cuando me puse manos a la obra con la receta me di cuenta de que era bastante similar al relleno de mi receta del auténtico cheese cake de New York  con la diferencia de que en este último se usa nata en vez de leche. 
























Con el permiso de Mara he cambiado un poco la forma de mezclar los ingredientes y en vez de hornearlo al baño maría lo he hecho directamente aunque si lo repito probaré la otra opción (la del baño maría) porque creo que cambiará la textura y quederá más "soft" (suave). Si queréis ver la original pinchad aquí

Para decorar he hecho unos gelées de fresa con el almíbar que me sobró cuando hice el crumble de fresas, los he hecho con forma de corazón pero puedes usar los moldes que más te gusten. 

INGREDIENTES:

250 g de queso tipo philadelphia
50 g de mantequilla
100 ml de leche entera
60 g de harina
20 g de maicena
6 huevos, separadas las claras y las yemas
140 g de azúcar
zumo de un limón
La ralladura de medio limón
1/2 cucharadita de cremor tártaro

Para la decoración:
250 g Almíbar de fresas
medio sobre de agar-agar (puedes usar también gelatina, en el enlace que te dejo explico bien la diferencia entre los dos gelificantes)

MODO DE HACER:

1. Encender el horno a 200ºC
2. Poner en un bol el queso, las yemas, la leche, la mantequilla (blanda) y el zumo de limón y batirlo bien con la cuchilla de la batidora. 
3. Añadir la ralladura de limón.
4. Mezclar la harina con la maicena y tamizar sobre la mezcla anterior. 
5. Mezclar todo con la espátula.
6. Montar las claras con un poco de cremor tártaro y con el azúcar a punto de nieve (añadir el azúcar a mitad de batido).
7. Incorporar las claras batidas a la mezcla de queso poco a poco y con movimientos envolventes con el fin de que se pierda la menor cantidad de aire posible.
8. Encamisar un molde con mantequilla y harina y poner en él la mezcla anterior.
9. Meterlo en el horno precalentado durante unos 35-45 minutos o hasta que esté hecho (hacer la prueba de la aguja, esta debe salir limpia)*.
10. Para servir se espolvorea azúcar glas por encima. 

Para los gelés:
1. Poner el almíbar de fresas en un cazo.
2. Añadir en frio la mitad de un sobre de agar-agar
3. Llevar a ebullición y mantener hirviendo durante 2 minutos mínimo.
4. Pasarlo a los moldes (te recomiendo de silicona)
5. Meterlo en la nevera y dejar que gelifique.

* En la receta original se hornea al baño maría.





Imprimir artículo

19 comentarios :

  1. Que bueno!!!! Ese trocito tiene una pinta estupenda y que color!!! Un maravilla para el paladar!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  2. Mmmm!! que buena pinta!! esta fue una de las recetas que estuve a punto de hacer!! besos

    ResponderEliminar
  3. Cuando lo vi en el blog de Mara me enamore y ahora me la quedo sin discusion! te salio divina! un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno te ha quedado! No conocía tu blog! Me quedo por aquí ya =) Besos

    ResponderEliminar
  5. Este pastel japones lo tengo pendiente de hacer ya hace un tiempo, a ti te quedó de diez, solo hay que ver las fotos, besoss!!!

    ResponderEliminar
  6. Ohhh!! que rico madre mía ya estoy salivando jejeje .
    Se me ha pasado por completo esta receta .... a las de pendientes que va!!!
    unas fotos preciosas. ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pero qué rico, y qué MONO!!! Con lo que me gusta a mí un pastelito!! Las fotos son muy buenas.
    Bss
    Beatriz

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa, esta tarta es una auténtica delicia, con una textura que a mi me recuerda un poco al angel food cake , esta a medio camino entre una tarta y un bizcocho ultra esponjoso. Yo te animo a que la repitas horneandola al baño maría porque queda mucho más esponjosa. Cuando yo hice la mia estuve mirando en varios sitios porque me tiraba un poco para atras lo de hacerla al baño maria, pero vi que es así como se debe hacer para que quede como un algodón. si te animas me cuentas que tal, yo creo que vas a notar la diferencia en la textura no en el sabor , pero merece la pena. Un beso y gracias por el asalto. Unas fotos muy bonitas!!

    ResponderEliminar
  9. Qué apetecible!! Y los gelés... me han encantado

    ResponderEliminar
  10. Tengo muchas ganas de probar este pastel. Lo he visto en muchos blogs y tengo una gran curiosidad... Te ha quedado genial!

    ResponderEliminar
  11. Se ve riquisimo, yo tambien tengo ganas de probarlo!!!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Madre mía que delicia de pastel , apuntado queda para hacerlo cuanto antes.
    Bonita foto la del azúcar glas espolvoreando el pastel.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. desde luego"pastel de queso japonés algodón suave" es altamente sepsi, ji,ji Y viendo como te ha quedado el nombre le va como anillo al dedo...Espero mas info sobre tus vivencian con la landlady japonesa de Oxford, eso se merece otro post, no? Besísimos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sr. Lobo, podría ser divertido e interesante el post que propones, pero para divertido, el de la landlady de Cambridge, esta era inglesa de pura cepa, con esa si que tengo anécdotas culinarias varias y muy divertidas, te cuento que acabé cocinando yo en el día a día. La cocina no era lo suyo!

      Eliminar
  14. Delicioso pastel y con un nombre bien original...
    La primera foto es especialmente bonita Magdalena..
    Un besito.

    ResponderEliminar
  15. Un postre maravilloso, mi madre lo hizo una vez y quedamos con ganas de más... y no es para menos porque es el resultado de un matrimonio entre un bizcocho muy esponjoso y una tarta de queso ¿verdad?
    Buen trabajo compañera
    Lxx

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!