UTOPICK CHOCOLATES

Por Raquel González Setien

Hace un par de semanas os hablábamos de los ganadores de los premiados estatales del concurso Italo- Mediterráneo de chocolates de calidad, y mencionamos que uno de ellos fue precisamente Utopick chocolates, de Valencia, un pequeño equipo liderado por Paco Llopis y su esposa Juana Rojas, chocolateros y artistas en el más amplio sentido de la palabra. Los premios, un bronce y una plata, se los llevaron con una tableta con nueces de Macadamia y sal, envueltas en una especie de toffee, Y una tableta de chocolate con leche bean to bar realizada con cacao venezolano infusionado con azafrán.

Tuve la ocasión de conocer a Paco en Amsterdam, en Chocoa, en febrero, y me dio la impresión de que era una persona que amaba su trabajo y que no hacía concesiones a la hora de buscar la calidad y la perfección.Y esta semana, para que todos lo podemos conocer un poquito mejor, hable un ratito con el, para conocer un poquito más acerca de su trabajo.

Paco siempre trabajó como pastelero con su padre, así que podríamos decir que por sus venas corre el chocolate, puesto que dentro de los diferentes campos de la Repostería, siempre se sintió cautivado por el chocolate. Además, no hacían elaboraciones mediocres, sino que se trataba de alta pastelería, en la que ellos usaban materiales de alta calidad, como el chocolate  Valrhona, que, hace 20 años, ni era tan conocido, ni se acostumbraba tanto a pensar en el concepto buen cacao-buen chocolate (aunque cueste más). A todo esto, Paco estaba encantado, pues dentro de su oficio se especializó más en el chocolate, y pasó a trabajar exclusivamente con ello, cosa que fue buena, pues siempre le había fascinado, tanto para comer, como para trabajar.

Pero el chocolate no es la única pasión de Paco, también lo es la fotografia. De hecho,ha estudiado fotografía e incluso tiene un Master en fotografía por una escuela neoyorquina…si ya lo digo yo, el chocolate y el arte van de la mano...y su mujer, Juana, también trabajadora en Utopick, también es licenciada en Bellas Artes.

Por lo tanto, no es de extrañar que cuando Paco conoció las obras de Enric Rovira, hace unos 20 años, quedará fascinado por ellas y lo tomara como un punto de referencia y al mismo tiempo de viraje en su carrera como chocolatero.

Como mencionamos, siempre trabajó con Valrhona, un chocolate conocido por su calidad, pero el conocer a su mujer, Juana, que es Colombiana, conllevó visitas a Colombia, y allí, visitas a una plantación de cacao…y de ahí…ya no hubo marcha atrás…creo, que para cualquier persona interesada en el chocolate, la visita a una plantación es un momento “mágico”. En el caso de Paco, esto hizo que se decidiera a hacer su propio chocolate, y no es el único que conozco, que tras años trabajando con chocolates industriales que otras personas producen, llega un punto en el que se preguntan…¿y que impide que yo elabore mi propio chocolate?

Así, partiendo de un cacao ecuatoriano, elaboró la primera tableta de chocolate. Pero esto no es tan sencillo cuando uno no sabe todos los pasos que hay que dar, las máquinas que uno necesita, ni todos los parámetros a tener en cuenta en la elaboración. Pero Paco es un hombre humilde y perseverante, que acepta consejos, así que siguió trabajando y documentándose, Y aprendió que de un mal cacao nunca se puede sacar un buen chocolate, entre otras cosas.también, a pesar del sacrificio, como él dice ya no hay vuelta atrás, pues no es lo mismo tener el almacén y lleno de paquetes de aluminio, que tenerlo lleno de sacos de cacao, que luego vas a ver transformados en chocolate, sintiendo el aroma que desprenden al ser trituradas las habas, experiencias que uno nunca va a tener comprando chocolate de cobertura.

Paco también ejerce como docente de vez en cuando en el Basque Culinary Center, y en una  escuela profesional en Barcelona.


Actualmente, en Utopick tienen un par de líneas diferentes, la realizada con chocolates de cobertura, con mensajes personalizados, y la línea que más nos interesa a nosotros, de Bean to Bar realizadas sobre todo con diferentes cacaos colombianos y venezolanos, combinados con algunos otros sabores, y en sus versiones puras. Pronto, también podremos disfrutar de unas tabletas nuevas con cacao hondureño, yo ya tengo ganas de probarlas…así que si estáis por Valencia, no lo dudéis, pasaros por Utopick, y si no, al menos echad un vistazo a la página y buscad la manera de probarlas, que las que yo probé, bien valieron la pena…😋🍫




Imprimir artículo

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!