PUDIN DE CIRUELAS

Como sabéis me gusta usar productos de temporada, esto esta motivado por una filosofía de sostenibilidad, pero no sólo por eso.  También subyace la idea de que si comemos todo el año de todo, además de que tenemos que traerlo de otros puntos del planeta y que los productos no están en su punto adecuado de madurez y tamaño, creo que no vamos a apreciar tanto esos sabores. Me explico, en mi opinión el soñar con y desear durante la temporada en la que no hay un producto con este, por ejemplo en verano con las naranjas bien sazonadas y maduras, o en pleno invierno con las cerezas, hace que cuando podamos disfrutarlas las apreciemos más aún si cabe por esperadas y deseadas, pero si nos privamos de ese anhelo y lo tenemos siempre todo a mano se hace rutinario y pierde lo que tiene de "especial". 

Eso no quiere decir que no aprecie una buena conserva hecha en casa abierta en el momento que no hay y que nos permite dar salida a los excedentes de los cultivos específicos, pero si implica que disfrutemos de lo que tenemos cuando lo tenemos y cuando nos puede ofrecer su mejor punto de madurez y textura.

Bueno pues ese es el caso de las ciruelas claudias que son propias de esta época y que en esta época están en su apogeo, además de comerlas crudas y en mermeladas os propongo realizar un pudin de pan con ellas. 

En otras ocasiones os he propuesto otros pudines para aprovechar el pan que nos sobra, pudin de pan y manzana, pudin de plátano y pan, pudin de pan y mantequilla, en todos los casos los ingredientes son los mismos: pan viejo, leche, huevos, azúcar, especies y frutas pero la forma de hacerlos es distinta. 

INGREDIENTES:

6 ciruelas claudias
300 g leche
100 g azúcar
2 huevos
pan duro (unas 8 rebanadas)
una vaina de vainilla (o algún tipo de concentrado o pasta de vainilla)

algo más de azúcar para el caramelo
 
MODO DE HACER:

1. Caramelizar el molde poniendo el azúcar con unas gotas de agua en el fondo del molde y calentar hasta que empiece a caramelizar. Reservar el molde caramelizado.

2. Poner en un vaso de batidora, la leche, los huevos, el pan duro y el azúcar. Meter la varilla de la batidora y pasarlo hasta que quede una masa homogénea. Añadir la vainilla, remover y reservar.

3. Lavar y cortar las ciruelas por la mitad, quitarles el hueso y hace una cama con ellas sobre el caramelo del molde reservado (no importará demasiado como las coloques porque luego flotarán).

4. Verter la mezcla conseguida en el punto 2 en el molde. 

5. Cuajar al baño maría hasta que al pincharlo con una aguja esta salga limpia. También puedes ponerle un film al molde (si es apto para el microondas) y cuajarlo en este durante unos 10 minutos o hasta que esté hecho. 

Imprimir artículo

1 comentario :

  1. Nunca he comido puding de ciruela.
    Y como dices lo mejor es aprovechar cada cosa en su temporada.
    Mejor sabor y además mejor precio.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!