CHUTNEY DE TOMATES Y PIMIENTOS VERDES

Estamos en plena recogida en la huerta y como siempre se nos acumulan las hortalizas y hay que empezar a hacer conservas, congelar, etc. 

Este año, por esta zona, ha habido mucha humedad y ha llovido mucho, y eso no es bueno para los tomates, ya que enseguida les sale "roña" y se ponen malos, pero, a pesar de eso nosotros hemos tenido una buena cosecha, así que, además de hacer la clásica conserva de salsa de tomate he hecho también este chutney que me encanta y que es muy sencillo de preparar.

Los chutneys son un tipo de conserva, como una mermelada, que tiene su origen en la india y en la que se mezcla lo dulce y lo ácido, la base de todos ellos son frutas y verduras que se cocinan en vinagre y azúcar. Suelen ser muy especiados y son un acompañamiento perfecto para quesos y también para carnes y pescados. 

Además de este, este año he hecho de berenjenas y especias, y también de vainas y calabacín, porque es otra manera de comer las verduras diferente y muy rica, ya os iré poniendo las recetas.

INGREDIENTES:

3 pimientos verdes (tipo italiano)
750 g de tomates maduros pelados
1 cebolla grande troceada
300 g de azúcar
300 ml de vinage de vino blanco

2 botes para guardarlo.

MODO DE HACER

1. pincelar los pimientos con aceite y meterlos al horno precalentado a 200ºC hasta que empiecen a dorarse (unos 20 minutos aproximadamente)
2. Sacarlos del horno y meterlos en una bolsa de plástico para que suden y luego sea más fácil pelarlos. Dejar enfriar.
3. Cuando estén fríos quitarles la piel, las pepitas y el tallo y trocearlos.
4. Cortar la cebolla en juliana.
5. Pelar los tomates después de escaldarlos si es necesario. En mi caso estaban tan maduros que salía la piel sin necesidad de escaldar.
6. Mezclar en una cazuela los tomates, los pimientos, la cebolla y añadir el azúcar y el vinagre.
8. Llevar a ebullición removiendo continuamente y cuando este en ebullición bajar el fuego y dejar que se haga durante una hora, hora y media. Tiene que quedar una mezcla espesa, si no es así dejar cocer más o subir un poco el fuego.
9. Mientras tanto esterilizar los botes en dónde se va a conservar (con estas cantidades salen unos dos botes), para ello se hierven en agua durante unos minutos (incluidas las tapas que deben ser resistentes al vinagre).
10. Envasar, cerrar, y dejar en un lugar oscuro mínimo durante un mes. Es recomendable que pase este tiempo antes de consumirlo para que todos los sabores maduren.

NOTA: Esta conserva dura sin problemas unos 9 meses en un sitio oscuro pero después de abierta debe de conservarse en el frigorífico.


Imprimir artículo

1 comentario :

  1. Se lo voy a pasar como idea a mi madre, que la mujer ya no sabe qué hacer con tanto tomate del huerto ;). No lo he probado nunca pero debe estar buenísimo. Un beso!

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!