IJADA O VENTRESCA DE ATÚN (O BONITO) AL HORNO

Está llegando la temporada del atún y también la del bonito del norte que no deja de pertenecer a la familia de los túnidos y con ella uno de mis platos favoritos por lo sencillo y lo exquisito.

Es la ijada o ventresca de atún o de bonito, la parte más tierna, más noble del animal. Tiene diez veces la grasa del resto del cuerpo pero estamos de suerte, la grasa es de muy alto contenido en omega 3 y, por lo tanto, muy saludable.

La preparación de este plato no puede ser más fácil y, sin embargo, más exquisita. Sé que en muchas partes no se vende esta parte del bonito por separado así que lo primero que tenemos que hacer es pedirle al pescatero/a, cuando tenga el atún completo, que nos la venda por separado.



INGREDIENTES:

1 ijada de atún (en mi caso pesaba 1.150 g, lo que ya es grande)
varios dientes de ajo
aceite de oliva virgen extra
sal maldon
perejil

Para la guarnición:

Un bote de pimientos rojos
azúcar
sal
aceite de oliva virgen extra

MODO DE HACER:

Una vez la tenemos, encendemos el horno a 250ºC, y limpiamos la pieza y quitándole todas las telillas que tenga, ponemos en una bandeja de horno un poco de aceite (no demasiado, pensar que la ijada ya tiene grasa propia) y poner la ventresca encima.

Después se pincela toda la ventresca con aceite de oliva virgen extra y se le ponen unos dientes de ajo en láminas encima.

Meter al horno y bajar la temperatura de este a 200-220ºC arriba y abajo sin ventilador. Dejar que se haga durante 15 min aproximadamente (dependerá del tamaño de la ijada)

Al sacarla del horno espolvorear la sal maldón y el perejil finamente picado.


La guarnición: poner en una sartén un chorrito de aceite y los pimientos rojos, poner un poco de azúcar y un poco de sal sobre ellos, dejar que se hagan a fuego lento, al cabo de un rato darles la vuelta y repetir la operación: espolvorear un poco de azúcar y un poco de sal y, si fuera necesario un pequeño chorrito de aceite. Así quedarán unos pimientos rojos caramelizados impactantes que maridan perfectamente con la ijada.



Imprimir artículo

2 comentarios :

  1. Ya tengo otra receta deliciosa para la dieta ;)

    ResponderEliminar
  2. Fantástica receta y todo un clásico de nuestros veranos en las vacaciones...
    Nos encanta, nos parece un plato sabrosísimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!