CREMA DE SPECULOOS CASERA

Esta es la primera receta del año 2017 y quiero aprovechar para desearte lo mejor para estos 365 (ya 363 días) que tenemos por delante antes de volver a cambiar de dígito. Hay muchas frases hechas para desear toda la felicidad del mundo en el próximo año pero  voy a ser más sencilla, no te deseo toda la felicidad sino solo aquella que puedas digerir, no te voy a desear que se te cumplan todos tus deseos, sino sólo aquellos que puedas asimilar, que te hagan crecer como persona y que te dejen un regustillo dulce del trabajo bien hecho y de satisfacción personal. 

Y hablando de la receta es un básico: crema de speculoos, solía comprar esta crema en los supermercados de Bélgica y sé que la comercializan en otros lugares también. De hecho, incluso la he visto en internet, de la marca lotus, anunciada en castellano, pero nunca la he visto en un supermercado por aqui. Así que me puse manos a la obra para hacerla en casa, hay muchas recetas diferentes por la red, yo te dejo la mia, la que creo que se parece más al original, o, al menos, la que más me gusta a mi. 

La crema en si misma se puede untar y comer así, tal cual, pero también se puede utilizar para hacer algún bizcocho y yo también la uso para hacer el relleno de algún bombón. 

El ingrediente principal son las galletas de speculoos, yo suelo comprar directamente las migas de las galletas que comercializa la misma marca en Makro pero si no las encuentras puedes comprar las galletas speculoos lotus y machacarlas tu, dejándolas polvo. 

Otro detalle, te van a salir varios botes de crema, si la vas a consumir enseguida la guardas en la nevera bien cerrada, en caso de que no la vayas a consumir tan rápido la puedes congelar o 

INGREDIENTES

180 gr de galletas speculoos (lotus)
70 gr de chocolate blanco
150 ml de leche evaporada
1 cucharadita de canela en polvo
2 cucharadas de miel
2 cucharadas de azúcar glas
2 cucharadas de aceite de girasol



MODO DE HACER:

1.    Si no has comprado las galletas en migas directamente tienes que triturarlas y reservarlas.
2.   Calentar en un cazo a fuego lento y sin que llegue a hervir, la leche evaporada con el azúcar la canela y la miel. Remover continuamente.
3.   En un bol mediano mezclar las galletas trituradas, el chocolate blanco en trocitos pequeños o rallado. Verter la mezcla caliente del cazo y remover hasta obtener una crema homogénea.
4.    Añadir el aceite y mezclar hasta que esté completamente integrado.
5.    Verter la mezcla en un recipiente de cierre hermético. Cerrar cuando aún esté caliente y dejar que enfríe a temperatura ambiente. Conservar en la nevera.

Tip: tienes que tener en cuenta que cuando se enfría la crema espesará. 


Imprimir artículo

1 comentario :

  1. Está buenísima y te ha quedado para meter una cuchara y seguir así hasta terminar con ella jajaja Las fotos una preciosidad también.

    besos

    ResponderEliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!