BUNDT DE BONIATO, ESPECIAS Y RON, UN BIZCOCHO DIFERENTE

Un bizcocho de ¿boniato? Pues sí, compré unos boniatos en la frutería para una fotografía culinaria y después de hacerla pensé en qué podía utilizarlos y se me ocurrió hacer un bundt para desayunar. 

Siempre que veo ese tubérculo viene a mi memoria Uruguay, no sé porque pero siempre me acuerdo de Colonia del Sacramento en la desembocadura del Rio La Plata, un sitio inolvidable que he tenido la oportunidad de visitar en varias ocasiones y que, por razones que no sabría decir, recuerdo siempre que veo boniatos en un plato.  Es verdad que los sirven allí como guarnición de las carnes, pero lo que no sé es porque siempre me viene aquel paraje maravilloso a la cabeza porque también lo he comido otras veces en otros entornos muy diferentes, pero la mente es así, hace asociaciones ilógicas de las que desconocemos las razones.

Depende de donde le llaman batata, camote o kumara. Y en inglés le llaman patata dulce (sweet potato or yams) y es que es así, como una patata pero con un sabor dulce. El aspecto externo es como el de una patata pero si lo cortas por la mitad verás que tiene un bonito color naranja. Para mi sorprendente, porque por fuera nunca lo dirías. Aunque hay que pensar que depende del tipo que sea puede albergar otros colores en su interior, desde el color de la patata hasta colores púrpura y rojo.

Una cosa a tener en cuenta si quieres sacarle todo el dulzor es cocínarlo lento, cuanto más prolongues la cocción más dulce será.  Su principal propiedad es que es rico en betacarotenos. Y también tiene un alto contenido en potasio.

Por estos lares no es una hortaliza muy utilizada pero creedme si os digo que si tenéis oportunidad la probéis, bien para hacer chips de boniato, para comerlo asado como guarnición o en repostería en tarta o en bizcochos como el que os presento hoy. 


Ah! y por último pero no por ello menos importantes, gracias por el molde chicas! es un lujo!

INGREDIENTES:
220 g de mantequilla
275 g de panela
75 g de azúcar blanca
4 huevos
360 g de harina
15 g de levadura
1 cucharada de mezcla de especias (yo he puesto canela, genjibre, clavo, nuez moscada)
350 g de puré de boniatos (son unos 3 boniatos medianos)
Un chorrito de ron

MODO DE HACER:
1. De antemano cocer los boniatos como si se tratara de patatas, pelarlos y aplastarlos, dejarlo enfriar para usarlos luego. 
2. Batir la mantequilla con los azúcares (panela y azúcar blanca)
3. Ir añadiendo los huevos de uno en uno y seguir batiendo.
4. Mezclar la harina con la levadura y la mezcla de especias
5. Añadir a la mezcla de huevos el puré de boniatos y mezclar.
6. Añadir el ron y homogeneizar
7. Por último añadir la harina y homogeneizar la masa. 

Imprimir artículo

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!