JESUITAS PASTELES TÍPICOS DE BILBAO

Hoy os traigo un clásico de las pastelerías Bilbaínas y que forman parte de los recuerdos dulces de mi infancia: los "jesuitas", la verdad es que no sé muy bien el origen de este nombre y tampoco he tenido referencias claras al respecto, lo único que os puedo contar es que mi abuela y después mi madre decían que se llamaban así porque eran secos por fuera pero tenían algo por dentro, espero no ofender a nadie con este dicho...
   
 
 
Estos pastelitos son fáciles de hacer si se tiene una lámina de hojaldre, propio o comprado, por supuesto que mejor el propio y que cuando más fino sea el hojaldre más fino será el pastelito. El cabello de ángel también puede ser casero o se puede comprar.
 
Por último deciros que en la parte superior se ponen almendras laminadas pero yo no tenía así que eché mano del crocante que tenía y lo puse en su lugar
 
Y sin más preámbulos os cuento cómo los he hecho.  

 
INGREDIENTES:
Una lámina de hojaldre (salen 12)
Cabello de ángel para el relleno
1 clara de huevo
200 g de azúcar glas
almendras laminadas (yo he puesto crocante)
 
 
MODO DE HACER:
 
Se enciende el horno a 180º
Se espolvorea la mesa con la harina, se extiende la masa con el rodillo de forma que quede fina. Cuando está preparado se pasa una brochita para quitar la harina restante (para que luego no se queme en el horno).
 
Se divide la masa imaginariamente en dos, se pone el cabello de ángel sobre una de las dos mitades y se pliega la otra sobre esta. Una vez hecho esto se aplasta un poco.




Se prepara una glasa: para ello se bate la clara de huevo y cuando empiece a espumar se le añade el azúcar glas y se sigue batiendo hasta conseguir una consistencia espesa pero que se pueda extender.
Se pone la glasa sobre la parte superior del hojaldre doblado con cuidado que lo cubra bien y de forma uniforme.
Con un corta pizzas o un cuchillo grande se cortan triángulos, lo más fácil es cortar cuadrados y luego estos por la mitad.
 
Se ponen encima las almendras fileteadas.
Se meten los triángulos al horno precalentado unos 15-20 minutos (bueno ya sabéis que cada horno es distinto, es mejor que se vigilen mientras están en el horno para evitar desastres). Hay que tener cuidado de que no se queme la glasa por lo que es mejor ponerlos a una altura baja en el horno baja. Si se tuesta demasiado sin que se haya hecho el hojaldre habrá que cubrirlos con un papel de aluminio. Hay hornos que calientan más por una parte que por otra, por lo que es posible que haya que tapar solo una parte.
 
Imprimir artículo

9 comentarios :

  1. tiene que estar rico¡ me encanta el cabello de angel

    ResponderEliminar
  2. Unos hojaldres deliciosos, con lo que me gusta el cabello de angel!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Así que eres de Bilbao¡¡¡¡ No lo sabía. Yo no soy mucho de Jesuitas a mi abuela le encantaban, y tambien las carolinas. Yo soy de Bollo de Mantequilla y pastel de arroz¡¡¡ De Bilbao de toda la vida, si señor. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  4. Nosotras somos unas entusiastas de los jesuitas, de hecho yo suelo comprar alguno de vez en cuando porque me encantan... Y no sabíamos que eran tan fáciles de hacer, te han quedado estupendos.
    Ah! tampoco nosotras sabíamos que eras de Bilbao.., a ver si podemos conocernos ya que vivimos tan cerca...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hojaldre y cabello de ángel es de éxito garantizado en mi casa, y con esa glasa crocante arriba, ya de locura

    ResponderEliminar
  6. Hoola!

    Eeeep! que nos hemos dado una vuelta por el blog... y nos quedamos! Tienes recetas buenísimas!
    Bss

    ResponderEliminar
  7. hola, el origen del nombre se debe a su forma, similar a los antiguos cuellos de los habitos de jesuitas. En Pontevedra, por lo menos, le llamamos así por eso, y en Lisboa también me dieron la misma explicación. No sé si es verdad, pero es una teoría simpática, no? Un saludo.
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y sobre todo por la información Raquel! no sabía que en Pontevedra también había, si que tenía información sobre Portugal pero no los ubicaba en Galicia. La explicación que das es más que plausible (más que el dicho de mi abuela). Besos.

      Eliminar

Es un placer encontrarte y poder leerte. Tus comentarios me permiten saber que estás ahí y me animan a seguir. Gracias!