SALSA DE CARAMELO SALADO O TOFFEE SALADO

Bueno, os voy a contar la razón de esta entrada, que no es otra que me he dado cuenta de que todavía hay gente a mi alrededor que no conoce la salsa de caramelo salado o toffee salado y eso no puede ser, nadie se debería poder morir sin haber probado antes esta salsa que, por lo menos, es un pecado mortal. 

Es una salsa que puedes utilizar como topping, es decir para echar por encima a algunos pasteles, y mejorarlos, pero también te sirve como relleno, para meterla dentro de bombones por ejemplo, de tartas, y un largo etc. 

Yo hago diferentes los caramelos toffees (otro día subo la receta) que esta salsa porque a los primeros les pongo glucosa y a la salsa no. Simplemente hago un caramelo que desglaso con mantequilla y a este le añado nata. Aunque habitualmente lo hago a ojo he pesado ingredientes para poder poner aquí cantidades. 

Os dejo con la receta

INGREDIENTES

180 g de azúcar
50 g de mantequilla
200 g de nata
1 cucharadita rasa de sal (no le pongas demasiado, siempre es mejor quedarte corto que pasarte)

MODO DE HACER

1. Mojar el azúcar con agua (no te pases, sólo tienes que mojarlo) y ponerlo en un cazo al fuego.
2. Dejar que se forme el caramelo poco a poco sin remover, y es muy importante que retires el cazo del fuego cuando el caramelo sea rubio, no dejes que coja demasiado color.
3. Añade la mantequilla y remueve, ponlo otra vez al fuego y vierte la nata (que no esté fría), en este punto TEN MUCHO CUIDADO porque al agregarla puede subir mucho el nivel y te puedes quemar, igual puedes agregarla en dos o tres veces para mejorar.
4. Añade la sal, remueve y déjalo al fuego durante unos tres minutos. Cuanto más lo dejes más gorda quedará la salsa, hasta el punto de llegar a hacer caramelos en vez de salsa. Piensa que aunque te queda muy líquido piensa que al enfriar engorda bastante. 

Bueno, pues ya lo tienes y ahora no me hagas responsable de tu adicción a esta salsa por haberla puesto en tu vida,  porque verás que es adictiva!



BUNDT DE BONIATO, ESPECIAS Y RON, UN BIZCOCHO DIFERENTE

Un bizcocho de ¿boniato? Pues sí, compré unos boniatos en la frutería para una fotografía culinaria y después de hacerla pensé en qué podía utilizarlos y se me ocurrió hacer un bundt para desayunar. 

Siempre que veo ese tubérculo viene a mi memoria Uruguay, no sé porque pero siempre me acuerdo de Colonia del Sacramento en la desembocadura del Rio La Plata, un sitio inolvidable que he tenido la oportunidad de visitar en varias ocasiones y que, por razones que no sabría decir, recuerdo siempre que veo boniatos en un plato.  Es verdad que los sirven allí como guarnición de las carnes, pero lo que no sé es porque siempre me viene aquel paraje maravilloso a la cabeza porque también lo he comido otras veces en otros entornos muy diferentes, pero la mente es así, hace asociaciones ilógicas de las que desconocemos las razones.

Depende de donde le llaman batata, camote o kumara. Y en inglés le llaman patata dulce (sweet potato or yams) y es que es así, como una patata pero con un sabor dulce. El aspecto externo es como el de una patata pero si lo cortas por la mitad verás que tiene un bonito color naranja. Para mi sorprendente, porque por fuera nunca lo dirías. Aunque hay que pensar que depende del tipo que sea puede albergar otros colores en su interior, desde el color de la patata hasta colores púrpura y rojo.

Una cosa a tener en cuenta si quieres sacarle todo el dulzor es cocínarlo lento, cuanto más prolongues la cocción más dulce será.  Su principal propiedad es que es rico en betacarotenos. Y también tiene un alto contenido en potasio.

Por estos lares no es una hortaliza muy utilizada pero creedme si os digo que si tenéis oportunidad la probéis, bien para hacer chips de boniato, para comerlo asado como guarnición o en repostería en tarta o en bizcochos como el que os presento hoy. 


Ah! y por último pero no por ello menos importantes, gracias por el molde chicas! es un lujo!

INGREDIENTES:
220 g de mantequilla
275 g de panela
75 g de azúcar blanca
4 huevos
360 g de harina
15 g de levadura
1 cucharada de mezcla de especias (yo he puesto canela, genjibre, clavo, nuez moscada)
350 g de puré de boniatos (son unos 3 boniatos medianos)
Un chorrito de ron

MODO DE HACER:
1. De antemano cocer los boniatos como si se tratara de patatas, pelarlos y aplastarlos, dejarlo enfriar para usarlos luego. 
2. Batir la mantequilla con los azúcares (panela y azúcar blanca)
3. Ir añadiendo los huevos de uno en uno y seguir batiendo.
4. Mezclar la harina con la levadura y la mezcla de especias
5. Añadir a la mezcla de huevos el puré de boniatos y mezclar.
6. Añadir el ron y homogeneizar
7. Por último añadir la harina y homogeneizar la masa. 

BUNDT DE COCO Y NARANJA

Creo que no lo había contado en el blog pero gané el concurso del bundt de pascua que organizaron lecuine.com y Ilovebundtcakes.com con la preparación conejito de pascua en bundt cake y con el premio venía un molde de los de la marca nordicware, lo estrené al día siguiente de recibirlo con un bundt de baileys que no he subido porque no tengo fotos pero que volveré a hacer y prometo que en esa ocasión haré fotos. 


Aunque la receta de hoy va por otros derroteros, tenía en el armario una lata de leche de coco que quería usar así que pensé en como aprovecharla y como en casa se comen los bizcochos sin respirar, pues mi opción fue hacer un bundt para el desayuno y opté por este de coco y naranja. 

La cobertura también la he hecho con leche de coco, así se potencia más el sabor

INGREDIENTES:

280 g de harina
16 g de levadura química
240 ml de leche o crema de coco más 10 ml más*
50 g de mantequilla
4 huevos M
300 g de azúcar
la ralladura de una naranja
1 cucharadita de extracto de vainilla
75 g de coco rallado
el zumo de media naranja
una pizca de sal

* Para responder a alguna pregunta: si no encuentras leche de coco puedes usar 2 yogures de coco. 


MODO DE HACER
1. Mezclar la ralladura de la piel de naranja con el azúcar, siempre que tengáis ralladura de un cítrico es muy interesante hacer esto, porque el azúcar ayuda a extraer los aceites de las ralladuras y luego, además, esta se repartirá muy uniformemente en la masas. 
3. Batir los huevos con este azúcar hasta que tripliquen el volumen, te debe de quedar una crema blanquecina. 
4. Añadirle con mucho cuidado el zumo de naranja. Añádelo por un costado, de la forma que lo hagas dependerás que pierdas más o menos aire, e interesa que se pierda lo menor posible. 
5. Derretir la mantequilla en el microondas y añadirle la leche de coco, dejar templar. Reservar.
6. Mezclar los sólidos: harina, levadura, coco rallado y la pizca de sal
7. Añadir un tercio de los sólidos a la mezcla de huevos, homogeneizar, luego la mitad de la leche de coco con la grasa, y así sucesivamente, harina, leche y harina. Cada adición que se hace hay que homogeneizar la masa y se empieza y se termina con la harina.
8. Engrasamos un molde de bundt, se añade la masa y se mete a horno precalentado a 180ºC durante 50 minutos
9. Ya sabes como hay que desmoldar luego, esperar 10 minutos tras sacarlo del horno y darle la vuelta sobre una rejilla tras ese tiempo. Dejar enfriar. 
10. Mezclar los 10 ml de leche de coco adicionales con azúcar glas (la cantidad dependerá de lo fluida que quieras la cobertura) y verter por encima del bundt.

Ya sólo te queda disfrutar del resultado! Ya me contarás si te gusta porque es diferente y muy jugoso. 








SOBAOS PASIEGOS

El otro día Marisa me dijo que iba a hacer sobaos y me pidió la recta, me dí cuenta de que no la tenía en el blog así que me he puesto manos a la obra para fotografiarlos y subirla.


Es un dulce que resulta muy bien hacerlo en casa por un lado porque sale muy bien y por otro porque controlas muy bien que la mantequilla que les pones sea realmente mantequilla, porque el secreto de un buen sobao es una buena mantequilla, cuanto mejor, más rico.

Por cierto, los sobaos que vamos a hacer hoy son los actuales, porque antiguamente se utilizaba la masa de pan para hacerlos, se "sobaba" bien la masa del pan con la mantequilla, de ahí viene su nombre, pero hoy en día se hacen directamente con la harina tal y como te lo propongo hoy. 

Igual lo que más te va a costar es la  papiroflexia que hay que hacer para los moldes. Para esto puedes usar papel vegetal o un simple DIN A4. En mi caso como no tenía a mano el papel vegetal lo hice con el que saqué directamente de la impresora. De cada folio te van a salir dos moldes.

Es sencillo: cortas el DIN A4 por la mitad y trabajas con una de las mitades:
1. La doblas por la mitad en el sentido más largo.
2. La doblas por la mitad en el otro sentido
3. Cada una de las mitades del sentido más largo la doblas hacia dentro de nuevo por su mitad.
4. Haces lo mismo con las mitades del sentido corto, doblarlas a su vez por la mitad hasta el centro.
5. Los dobleces más pequeños en el sentido largo doblas las más exteriores pero esta vez hacia afuera
6. Cortas lo que sobra en las dobleces del otro sentido.
7. Y ya estamos acabando, doblas las puntas como en la fotografía.  Y voilà! ya lo tenemos.
Voy a ver si grabo un vídeo con esta papiroflexia para que veáis bien el proceso de dobleces. Bueno, pues ya está grabado, aqui tienes la forma de hacer los moldes para los sobaos



INGREDIENTES (salen unos 10-12)

250 g de mantequilla
250 g de harina
250 g de azúcar
3 huevos grandes
16 g de levadura
Ralladura de limón
Una pizca de sal
 

MODO DE HACER:
1. lo primero preparar los moldes con papel folio o vegetal (mejor) cada molde llevará la mitad de un DIN A4.
2. Batir la mantequilla en pomada con el azúcar e ir añadiendo los huevos uno a uno y seguir batiendo.
3. Mezclar la harina con la levadura y la ralladura de limón y añadir a la mezcla anterior hasta que esté todo bien mezclado.
4. Llenar los moldes. Ojo! No llenarlos demasiado, pero tampoco demasiado poco. Divide tu masa en 10 y como máximo 12 moldes. Como es una masa muy espesa te puedes ayudar de una cuchara o de un expendedor de helado dejando la masa en el centro del molde, al hornearlo ella misma se repartirá uniformemente por todo el molde.
5. Meter en horno precalentado a 180ºC durante unos 25 minutos o hasta que estén hechos.

MOUSSE DE LIMÓN CON GELÉE DE FRESA

Hace bastante que no publico, he hecho un sin fin de recetas en este lapso pero no he podido ni escribirlas ni fotografiarlas, tengo demasiado trabajo y demasiadas otras cosas que hacer y que fotografiar y no he podido dedicarle el tiempo que necesita cada receta para escribirla, fotografiarla y subirla, pero espero que la receta de hoy os compense por todo ese tiempo de sequía.



Esta receta la he desarrollado para Belén, porque me pidió una tarta fresquita con limón y fresa para una comida, y bueno, pues aquí tenéis esta mousse de limón que tiene como corazón un gelée de fresas, que ahora están buenísimas y con muy buen precio. Aunque en el primer ensayo la base la hice con un bizcocho en la esta versión, la de la fotografía está hecha con una base de galletas, cualquiera de las dos os servirá. 

Es una tarta fresca y que tiene la gran, gran ventaja de que se puede congelar y guardar congelada hasta un mes, luego, el día anterior a consumirla se saca del congelador, se mete en la nevera y un rato antes de consumirla se saca de la nevera para que se atempere.  ¿No es genial? tener el postre congelado con muchos días de anticipación antes de la comida o la cena en la que se necesita. 


Además es un mousse muy aireado y muy suave, cuyo sabor marida perfectamente con la gelatina de fresa que, a su vez, es muy fina. Si lo prefieres puedes cambiar las fresas por frambuesas o por cualquier fruto rojo pero si lo haces así ten la precaución de colar el puré porque las frambuesas dejarán sus semillas. 
INGREDIENTES:

Base de galletas
30 galletas maría
100 g de mantequilla
Un chorrito de leche
Un poco de canela

Gelée de fresas
300 g de frutos rojos
100 g de azúcar y 100 g de agua para hacer un almíbar (sólo necesitaremos 100 g de ese almíbar)
5 hojas de gelatina

Mousse de limón
Para la crema inglesa:
200 g de leche
80 g de yemas (pesa 4 yemas de huevo y quédate con 80 g) 
20 g de azúcar (para la crema inglesa, más abajo hay más azúcar para las claras)
Otros
5 hojas de gelatina
100 g de jugo de limón
175 g de nata
Para el merengue
2 claras (60 g)
120 g de azúcar (el doble que de claras)

Necesitarás dos aros uno más grande que el otro, el más pequeño te servirá para hacer el corazón de fresa. Te servirá un molde desmoldable y un aro más pequeño que el diámetro del molde. En vez del aro más pequeño también puedes usar un molde de silicona.


MODO DE HACER:
 hacer primero el gelée para que congele, luego la base de galleta y por último la mousse.

Gelée de fresas
1. Licuar las fresas
2. Hacer el almíbar con la misma cantidad de azúcar que de agua.
2. Agregar la gelatina al almíbar y este a los frutos rojos
3. Colocar en un aro con film por debajo o en un molde de silicona del tamaño deseado.
3. Dejar en el frigorífico y luego en el congelador hasta el momento de usarlo.

Base de galleta
1. Triturar las galletas, añadir la canela y hacer una masa con la mantequilla y la leche.
2. Hacer una base en el molde (en el aro grande con film o en el molde desmoldable) con esa masa de galleta. 

Mousse de limón
1. Hidratar la gelatina con agua fría.
2. Hacer una crema inglesa en el microondas: Colocar todos los ingredientes (leche, yemas, azúcar) en un recipiente válido para el microondas y programar 30 s, remover y programar otros 30 hasta que cuaje.
3. Hacer un merengue con el doble de azúcar que de claras y reservar
4. Añadir la gelatina y el zumo de limón a la crema inglesa y el merengue cuando esté ya fría.
5. Montar ligeramente la nata (sólo a medio punto, es decir ligeramente) y añadirla al resto.

MONTAJE
1. Con la base de galleta preparada en el molde sacar del congelador el aro de fresa congelado y ponerlo sobre la galleta. 
2. Verter sobre este preparado el mousse de limón, y llevar al congelador.